Meses después de que HSBC decidiera deshacerse de su negocio en Brasil, el grupo financiero reiteró su confianza en México, al considerarlo un mercado estratégico.

México es un mercado muy importante; es un país estratégico para el grupo, es una economía abierta y es muy interesante para nuestro modelo de negocios , dijo Paulo Maia, presidente de HSBC para América Latina.

Tan es así, expuso en un encuentro con medios, que la oficina regional del banco británico ya opera en la ciudad de México.

En agosto pasado, HSBC anunció su salida de mercados en los que su negocio no le era redituable, tal es el caso de Brasil. Aunque en México no ha habido utilidades importantes para la institución en los últimos años, el grupo optó por mantenerse, debido a las oportunidades que representan las reformas estructurales y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Maia explicó que la estrategia del grupo para América Latina es crecer en sus negocios tanto de banca corporativa como minorista. HSBC tiene presencia en países de la región como Argentina, Uruguay, Chile, Colombia y Perú.

Dijo que ahora sólo esperan el aval de las autoridades brasileñas para concretar la venta de su negocio en ese país, pero reiteró que ahí conservarán el negocio de banca corporativa como lo hacen en otras naciones de la región.

Todo esto es amigable con la estrategia global del grupo, de HSBC, que tenemos que implementar con mucha disciplina desde el 2011 , destacó.

HSBC planteó la meta de generar utilidades por 600 millones de dólares a su filial mexicana hacia el 2017, algo que según especialistas, no será tan fácil.

Luis Peña Kegel, director general de HSBC México, destacó que el grupo británico tiene como una de sus prioridades a este país.

Destacó que en el 2015 esta filial ha logrado crecimientos importantes de 15% en créditos al consumo, y de 24% en financiamiento a empresas, además de que en hipotecario ha aumentado en 83% el número de portabilidad de créditos de vivienda. Aunado a ello, recordó que es uno de los cuatro bancos líderes en el financiamiento del nuevo aeropuerto de la ciudad de México, en las etapas en las que hasta ahora se han llevado a cabo.

Para el 2016, HSBC vislumbra un mejor escenario económico. La estimación, de acuerdo con Luis Peña, es que el PIB crezca 2.6% ese año, con base en que haya una mejor ejecución de los proyectos de infraestructura y que se empiecen a materializar reformas estructurales como la energética.

[email protected]