México registrará este año un crecimiento económico de 4.0%, apoyado por el dinamismo de su mercado interno y sus exportaciones, aunque enfrenta el reto de diversificar su producción y llevar a cabo cambios estructurales, aseveró la Secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

En su opinión, el inicio de una nueva administración federal representa una enorme ventana de oportunidad para que se aprueben las reformas estructurales pendientes que den al país mejores condiciones para superar la desigualdad social.

En entrevista, la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) resaltó que la economía mexicana creció 4.3% en el primer semestre del año y mantiene a la fecha un dinamismo moderado, apoyado por su demanda interna y el crecimiento de sus exportaciones.

Subrayó que el país tiene un desempeño interesante en materia económica, asociado a la economía de Estados Unidos, por lo que la expectativa del organismo es que registre este año un crecimiento de 4.0%, acorde con la proyección del Banco de México (Banxico).

La funcionaria descartó además que el incremento en los precios de algunos productos básicos impacte de manera negativa en las expectativas de inflación, pues el banco central mexicano las tiene bajo control . Es una situación temporal, una inflación importada , afirmó.

Previo a la inauguración del 34 periodo de sesiones de la Cepal, que se celebra en esta capital, Bárcena destacó a Notimex que el reto hacia adelante es diversificar la producción del país y avanzar en los cambios estructurales, densificar el tejido productivo y hacer una mayor cohesión entre la inversión territorial y la productividad.

México tiene buenas perspectivas, la nueva administración federal deberá conciliar los planes de corto plazo por los de mediano y largo plazo, además de llamar a un nuevo pacto social a todos los actores políticos, económicos y sociales del país, subrayó.

RDS