Mercado Pago, la fintech de Mercado Libre, tiene la meta de aquí a cuatro años de digitalizar los pagos en 335 mercados públicos y 51 tianguis de la Ciudad de México, lo que beneficiaría a más de 20,000 locatarios en la capital del país.

Para ello, ha comenzado a ofrecer a estos negocios paquetes que incluyen: una Terminal Punto de Venta (TPV) Point Blue para que acepten pagos con tarjeta; un código QR para que puedan cobrar a sus clientes a través del teléfono celular; una tarjeta de débito para que el dinero lo tengan al instante; pero además, les da la posibilidad de que, dos meses después, empiecen a recibir créditos para capital de trabajo.

Alehira Orozco, directora de relaciones con gobierno de Mercado Libre México, explica que para ello se ha hecho sinergia con el Gobierno de la Ciudad a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, pero aclara que además de tales beneficios, se incluye toda la parte de capacitación a los locatarios.

En entrevista, detalla que empezarán con los mercados de San Juan Curiosidades, Jamaica, Arcos de Belén y San Juan Pugibet. “Ahí es donde vamos a estar trabajando. Primero en estos mercados en donde ya arrancamos”, dice.

La directiva de Mercado Libre destaca que este segmento de la economía no ha sido atendido por la banca, por lo que desde Mercado Pago se busca generar inclusión financiera. “Estas oportunidades de poder ampliar sus negocios; potencializar sus negocios a través de la recepción de pagos electrónicos, ya sea tarjeta de crédito o débito o pago con código QR”.

Múltiples beneficios

Orozco precisa que el diferencial de Mercado Pago frente a otras opciones es que se les ofrece a los locatarios la TPV a precio preferencial, la cual acepta tarjetas tanto de débito, crédito y de vales, pero además tienen la posibilidad de ofrecer meses sin intereses a sus clientes, y no habrá un cobro de renta mensual por su uso, además de comisiones bajas.

En lo referente al código QR, refiere que éste se les otorga para que se instale en los negocios; no tiene cobro alguno de comisión; y a los locatarios se les dará un bono de 1,000 pesos para que realicen promociones con sus clientes y así incentivar el uso de este medio de pago.

Añade que un tercer producto es una tarjeta de prepago, que permitirá a los locatarios tener disponible su dinero de manera inmediata.

Al usar estos productos, los locatarios irán generando cierto historial financiero, por lo que, añade Orozco, a partir de dos meses, ya pueden verse beneficiados con un crédito otorgado por Mercado Crédito.

“Pueden tener acceso a un crédito que pueden usar para capital de trabajo o como un préstamo personal. Esto es bastante positivo porque es gente que probablemente no tenga acceso a un crédito bancario (...) conforme van creciendo en sus transacciones, puede ser el crédito mucho mayor”, señala.

Adopción, el reto

La directiva de Mercado Libre reconoce que el gran reto es la adopción por parte de los locatarios, por lo que deben mostrarse los beneficios de estas iniciativas.

“Es un reto grande porque hay que explicarle a los locatarios cómo se usa, en qué consiste y los beneficios que tienen para ellos, pero también, y es parte fundamental de lo que vamos a hacer, nuestros capacitadores van a ir a los mercados, no nada más es ir y venderles este kit, es justamente el acompañamiento en cuanto a las capacitaciones que se van a dar”, puntualiza.

Experiencias positivas

Alehira Orozco comenta que ya hay diferentes iniciativas que se llevan a cabo, y puso el ejemplo de un puesto de jugos en La Condesa en la Ciudad de México, cuyo locatario empezó cobrando por canales electrónicos, y ahora ya ha recibido su primer crédito para capital de trabajo.

“Es un reto, pero creo que la gente, en la medida que lo va atendiendo, comprueba los beneficios que esto tiene. Entonces la finalidad y el compromiso de nosotros es que lo prueben, pero generar todo el entorno para que esto se detone para que haya más gente yendo a gastar a estos puntos”, enfatiza.

Agrega: “el objetivo desde Mercado Pago sería acelerar el crecimiento de los negocios y gracias a las herramientas que estamos generando, ayudarles a facilitar sus operaciones y disminuir el uso del efectivo. Cumplir con nuestro objetivo, nuestra misión que es generar inclusión financiera”.

eduardo.juarez@eleconomista.mx