Los ministros de Finanzas y banqueros centrales de los 20 hicieron un llamado a acelerar la consolidación fiscal de las cuentas públicas para garantizar una actividad económica fuerte, consistente y sana.

Al clausurar en Corea la Conferencia Mundial de Alto Nivel sobre el Crecimiento y Desarrollo Poscrisis, que es la reunión ministerial previa a la Cumbre Presidencial G-20, las autoridades reconocieron que las medidas para alcanzar finanzas públicas sanas deben ser diferenciadas y adaptadas a las circunstancias nacionales .

Según Timothy Geithner, secretario del Tesoro de Estados Unidos, cualquier plan de ajuste de gasto público debe ser compatible con el crecimiento .

El equipo de análisis económico del Bank of America-Merrill Lynch ha proyectado que será hasta el segundo trimestre del 2011 cuando EU estará en condiciones de aplicar medidas de ajuste fiscal una vez consolidada su recuperación.

Para Europa, que ha sumado una serie de desafíos fiscales por el

alto endeudamiento de sus miembros, la consolidación es premisa de la recuperación.

El equilibrio presupuestario es un prerrequisito del crecimiento y en la zona, la consolidación fiscal debe afrontarse, cuando muy tarde, en el año 2011 , coincidieron Christine Lagarde, ministra de Finanzas de Francia, y Wolfgang Scheaeuble, ministro de Finanzas alemán.

Y el impacto que tendrán las medidas fiscales sobre el crecimiento no tendrá que ser considerado como negativo, porque la reducción presupuestaria ayudará a consolidar la actividad económica , dijo Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE).

Sin avance, impuesto a los bancos

Sobre el impuesto único a los bancos, propuesta apoyada por el gobierno de Barack Obama, no hubo avance. El ministro canadiense de Economía, Jim Flaherty, destacó ante periodistas que este tópico les distrajo de los problemas de fondo.

En el comunicado final de la ministerial, las autoridades reconocieron que hay acuerdo en que el sector financiero debe compensar por las intervenciones públicas.

Pero advierten: Los impuestos a la banca deberán ajustarse a las condiciones y opciones de cada país .

De la tasa universal a las transacciones financieras ni siquiera tocaron el tema en el comunicado oficial.

Según el documento, el G-20 confirmó su compromiso de alcanzar un acuerdo para elevar las exigencias de capital a la banca este mismo año y reiteraron que se pondrá en marca a fines del 2012.

Pero se hará de forma gradual según las condiciones y el modelo del negocio de la banca en cada país.

Se espera que el sector financiero aporte una contribución justa y significativa para pagar toda carga asociada a las intervenciones gubernamentales, donde tengan lugar para reparar al sistema bancario , finaliza.

[email protected]