Continúa la entrada de bancos asiáticos a México. Ahora fue a Mizuho Bank, al que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) le autorizó su organización en el país.

En el 2014 fue al Industrial and Commercial Bank of China (ICBC), al que se le dio aval para operar en México; y en agosto pasado, la CNBV hizo lo propio con el coreano Shinhan.

Hasta ahora, el único que ha anunciado el inicio de operaciones es el chino ICBC. A decir de Jaime González, presidente de la comisión bancaria, el banco japonés iniciaría operaciones en el país a partir del 2016.

La CNBV detalló que Mizuho Bank México Institución de Banca Múltiple tendrá su oficina matriz en la capital del país, y que en su primer año ofrecerá productos y servicios financieros a empresas principalmente del sector automotriz y manufacturero.

No obstante, a partir del segundo año, ampliará su cobertura a empresas de otros sectores tanto privados como públicos. Además, ofrecerán a sus clientes de crédito otros servicios como operaciones de captación tradicional .

Banco Mizuho México será filial del Mizuho Bank, el tercer banco más grande del sistema financiero japonés. Los accionistas serán Mizuho Bank (99.9%) y controladora MHCB America Holdings (0.01 por ciento).

Contará con un capital de 2,600 millones de pesos, monto superior al necesario para operar, de acuerdo con la regulación actual en la materia.

Este banco se sumará al Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ, que también tiene origen asiático. En un año se ha autorizado la entrada a México de tres bancos de esa región; ello, tras la aprobación de las reformas estructurales.

Hoy día, de los siete bancos más grandes que operan en el país, cinco son de capital extranjero, y concentran más de 60% de los activos del sistema. Dos son de origen español (BBVA Bancomer y Santander), uno estadounidense (Banamex-Citigroup); uno canadiense (Scotiabank) y otro británico (HSBC).

En América Latina, Mizuho tiene presencia en México, pero también en Brasil y Chile, forma parte de Mizuho Financial Group y tiene presencia en más de 35 países. La empresa con sede en Tokio tiene actividades en negocios como banca y valores, servicios fiduciarios, gestión de activos.

Habría más

La semana pasada, Jaime González Aguadé, presidente de la CNBV, afirmaba que el interés de instituciones financieras extranjeras por operar en México permanecía.

Sin embargo, aclaraba que algunas apenas se habían acercado a la comisión para tratar de iniciar su proceso de solicitud de autorización. Ello, decía el funcionario, es prueba de la oportunidad de negocio que hay en México para este sector, en especial luego de la implementación de las reformas estructurales.

Otro banco extranjero que fue autorizado para operar en el país este año fue el español Sabadell, uno de los más importantes del sistema bancario de ese país ibérico.

Hoy operan en el país 45 instituciones bancarias.