Tras cinco años de presidir la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé, deja el cargo. Se dice que se sumará a la campaña del precandidato del PRI a la Presidencia de la República y exsecretario de Hacienda, José Antonio Meade.

Jaime González acababa de cumplir (el 14 de diciembre pasado) cinco años al frente de la CNBV, pero en el sector financiero, fue también director general del Bansefi, entre otros cargos en Financiera Rural y el IPAB. Además, fue director de la Comisión Federal de Electricidad y subsecretario en la Secretaría de Energía.

La renuncia, Jaime González la entregó este lunes para hacerse efectiva a partir de hoy martes 19 de diciembre.

“Durante los últimos cinco años, González Aguadé dirigió los trabajos del órgano regulador y supervisor de las entidades integrantes del sistema financiero mexicano, enfocado en preservar su estabilidad, fomentar su sano desarrollo y correcto funcionamiento”, destacó la CNBV en un comunicado.

De acuerdo con la dependencia, en los próximos días el actual secretario de Hacienda designará al nuevo presidente de la CNBV. “En tanto esto suceda, este órgano desconcentrado continuará cumpliendo con el mandato legal establecido en los ordenamientos aplicables”.

La CNBV expuso que en su carta de renuncia entregada al titular de Hacienda, agradeció la confianza y el respaldo que le fue extendido durante el tiempo que tuvo la oportunidad de encabezar el organismo.

De igual forma, en un escrito enviado a todo el personal de la institución, expresó su reconocimiento y agradecimiento por su compromiso y dedicación hacia la comisión y hacia México, además de desearles mucho éxito en los retos y oportunidades por venir.

Entre lo más destacado que le tocó a González Aguadé al frente de la CNBV, están la conformación, promulgación y aplicación reforma financiera del 2013-2014, la consolidación del sector bancario y no bancario, la adopción y cumplimiento de las reglas de Basilea III y la evaluación del Grupo de Acción Financiera Internacional.

También correspondió en este periodo la atención del fraude de la sociedad financiera popular Ficrea, la quiebra del Banco Bicentenario y la aportación de la Comisión a la Ley Fintech que hoy está en la Cámara de Diputados; además de la llegada de nuevos jugadores al sistema como las instituciones de tecnología financiera.

Apenas el jueves pasado el aún presidente de la CNBV informaba de la autorización del inicio de operaciones al coreano Banco Shinhan en México.

El nuevo presidente de la CNBV podría ser uno de los actuales vicepresidentes entre los que suenan Sandro García Rojas, actual encargado de la supervisión de procesos preventivos; o alguien de fuera de la comisión. El anuncio, mencionaron fuentes del organismo, se haría hasta enero.