InvestaBank México elevará hasta más de cinco veces su capitalización con miras a potenciar el relanzamiento de la institución en el mercado mexicano y concretar la anunciada adquisición de la filial en el país de Deutsche Bank.

En entrevista con Notimex, el director general de la entidad financiera, Gustavo Manuel Vergara Alonso, señaló que desde septiembre pasado se puede ver en los reportes de las autoridades del sector la inyección de 360 millones de pesos que forman parte de un programa escalonado de capitalización, mismo que estiman concluir hacia el primer trimestre de 2018.

Indicó que la recomposición del capital no solo está relacionada con la intención de relanzar al banco con nuevos servicios y productos, sino también con la meta de finiquitar la compra de Deutsche Bank México, cuya institución "es un jugador relevante en el negocio fiduciario".

"La compra de Deutsche Bank es una compra de magnitud considerable, más allá de los 100 millones de dólares, para que se pueda dar esa compra tienen que venir capitalizaciones adicionales, todo es una secuencia", argumentó.

El presidente del Consejo de InvestaBank México, Enrique Vilatela, precisó al respecto que en las próximos semanas esperan obtener la aprobación por parte de las autoridades de la primera etapa de capitalización, que un nuevo grupo de inversionistas realizó desde marzo anterior. La aprobación será la pauta para que los mismos inversores vuelvan a inyectar más capital, destacó el directivo.

“Luego vendrá una tercera ronda de capitalización con ellos y otros socios adicionales, para llevar el capital a un monto de entre 2,500 y 3,000 millones de pesos, con eso hacemos la compra de Deutsche Bank", explicó.

Refirió que conforme el protocolo para fusionar a este último intermediario, primero la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) habrán de emitir la autorización sobre la capitalización.

Una vez el permiso concedido, dijo, habrán de solicitar la aprobación formal de ambas autoridades para seguir con la adquisición de Deutsche Bank México y así llegar a concretar la operación; "cuándo, seguramente para el primer trimestre del próximo año, lo que esperamos es que entre esta semana y el primer trimestre del año próximo se autorice la primera y segunda capitalización", reafirmó.

Asimismo, expuso que una vez cerrada la compra, InvestaBank será un banco muy bien capitalizado que arrancará a fines del mismo periodo trimestral con todo un plan de negocio enfocado en la pequeña y mediana empresa (Pyme).

"Vamos a echar a andar el motor para que 2018 se convierta en un año muy importante, en un año de crecimiento con el que nos olvidemos del pasado, vamos a darle a Investa toda la fuerza y crecimiento que hubiéramos querido darle hace un año", argumentó.

Vilatela subrayó que seguirán en el negocio de ofrecer principalmente financiamiento a Pymes, al considerar que es un segmento con fuerte potencial de crecimiento no obstante los problemas que puedan existir en la coyuntura local o externa, en tanto que también son un nicho aún desatendido por la banca múltiple del país.

"Con o sin Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) seguirán exportando y creciendo y la gran oportunidad está en convertir a estas empresas pequeñas y medianas en proveedoras de las exportadoras o que se puedan incorporar a la cadena productiva enfocada a la exportación o a la cadena productiva del mercado interno", comentó.

El directivo expresó que será hasta el primer trimestre cuando presenten nuevos planes de inversión física o de la oferta que habrán de lanzar en el mercado mexicano, ya que "a pesar del enfoque en la plataforma tecnológica, se espera apertura de oficinas de promoción en las principales plazas del país donde se concentre una fuerte actividad de Pymes para tener una mayor presencia".

"Seguimos invirtiendo en tecnología y vamos a relanzar al banco con una plataforma tecnológica muy fuerte y sólida en la que hemos cuidado mucho la seguridad, ahora con la nueva regulación estamos trabajando muy de cerca con la CNBV y el Banco de México para garantizar la seguridad en el canal tecnológico, los mecanismos de seguridad seguirán siendo una prioridad", reconoció.

Tanto Vergara Alonso como Vilatela coincidieron en que el próximo plan de negocios de InvestaBank llevará a la institución a potenciar la mejora de la calificación que recientemente corrigió S&P a triple B, con perspectiva de desarrollo, desde la perspectiva negativa que tenían tras el escándalo por causa del "accionista incómodo" que les causó un fuerte daño reputacional.

erp