El director general de Banca de Ahorro y Previsión de Banorte, Fernando Solís Soberón, aseguró que las inversiones que realizan las administradoras de fondos para el retiro (afores) en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) están protegidas, independientemente de la terminal que opere.

En conferencia de prensa para dar a conocer sus resultados financieros trimestrales, explicó que el esquema planteado por el grupo aeroportuario protege el pago con la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA), por lo que es una buena inversión para los trabajadores, al tener un rendimiento muy atractivo.

“En las afores se toman las decisiones de inversión con mucho cuidado, es el ahorro de largo plazo y de retiro de los trabajadores, en este caso la estructura está amparada y protegidos los flujos de repago con el TUA”, manifestó Solís Soberón.

Por su parte, el director general del Grupo Financiero Banorte, Marcos Ramírez Miguel, expuso que más allá de quién llegue a la Presidencia del país, la institución mantendrá sus planes debido a que todos los candidatos a ese puesto han garantizado el Estado de Derecho.

“Este banco ha estado 118 años pensando en estar otros 150, por lo menos, y hemos trabajado con todos los presidentes, y no vemos ningún cambio (en los planes)”, aseguró.

De igual manera, esta misma semana el presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), Carlos Noriega Curtis, mandó un mensaje de “tranquilidad” a los trabajadores mexicanos respecto al tema, ante el planteamiento de cancelar el proyecto actual por parte del candidato Andrés Manuel López Obrador.

“Existen cláusulas de protección para un escenario de esa naturaleza (...) los recursos de los trabajadores están seguros”, afirmó.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, cuatro afores participaron en la oferta de Fibra E para financiar el NAIM, por un total de 30,000 millones de pesos. Se trata de Inbursa, Pensionissste, Profuturo y XXI-Banorte, con un total de 13,500 millones de pesos, que representó 45% de la oferta global. Del universo total de activos gestionados por las cuatro administradoras, ese monto representa 0.9% de sus activos.