De las 2,986 instituciones que integran la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en el Buró de Entidades Financieras, sólo 169 cuentan con programas propios de educación financiera; es decir, apenas 5.6% de este universo.

Para Raymundo Tenorio Aguilar, economista del Tecnológico de Monterrey, las instituciones financieras privadas no se han concientizado sobre los objetivos de la reforma financiera como para desarrollar esquemas de educación financiera.

“La autoridad ha hecho lo posible para incorporar en los libros de texto educación e información económico financiera, pero hay que cerrar el círculo para que instituciones, como los bancos, culturalicen a las personas con sus servicios. Todavía es demasiado mercantil el asunto”, explicó el académico.

Mario Di Costanzo, presidente de la Condusef, explicó que la educación financiera en México es un gran reto tanto para las autoridades como para el sector privado. Según datos de la Encuesta de Inclusión Financiera 2015, 82.8% de la población no compara un producto financiero antes de adquirirlo.

“Tenemos ante nosotros, el gran reto de promover, de difundir la educación financiera. Es cierto que en materia de inclusión financiera se han logrado avances importantes, pero aún no llegamos a dónde quisiéramos estar”, indicó el presidente de la Condusef.

De acuerdo con este organismo, el cual hace algunos días dio el banderazo a la Semana Nacional de Educación Financiera, en el sistema financiero existen más de 11,000 productos, lo que para Di Costanzo si se compararan antes de ser adquiridos, significaría un ahorro para los bolsillos de los mexicanos.

“Podemos encontrar en México créditos de nómina a tasas de alrededor de 25% y superiores a tasas de 100%, éste es un ejemplo. comparar nos ayuda a mejorar nuestro bienestar y tiene un impacto directo sobre nuestros bolsillos”, detalló.

POCA PARTICIPACIÓN

Aunque los sectores privados se han manifestado a favor de incentivar la educación financiera en el país, la realidad es que son pocas las instituciones que ofrecen programas a sus clientes que los orillen a tomar mejores decisiones respecto a la adquisición de productos.

De acuerdo con el Buró, el sector de fondos y sociedades de inversión es el que tiene más instituciones con programas de educación financiera, pues de las 597 entidades de este tipo que tiene registradas la Condusef, 131 cuentan con un esquema de este tipo.

En segundo lugar, está el sector asegurador, el cual cuenta con siete instituciones con programas propios de educación financiera de las 82 aseguradoras registradas.

Respecto al sector bancario, el cual cuenta con 49 instituciones registradas en el Buró, sólo cinco instituciones cuentan con programas propios de educación financiera, cifra similar a la que se tiene en el sector de las administradora de fondos para el retiro (afores), el cual está compuesto por 11 administradoras.

Además, existen otros sectores con poca participación con este tipo de esquemas, por ejemplo, de las 149 sociedades cooperativas detectadas en el Buró, sólo tres cuentan con un programa propio; de las 36 casas de bolsa sólo tres incentivan este tipo de formación y de los seis bancos de desarrollo, tres ofrecen este tipo de educación.

Dentro del Buró de Entidades Financieras, se ofrece información de 25 sectores del sistema financiero, entre los que se encuentran bancos, sociedades de inversión, afores, cooperativas, aseguradoras y casas de bolsa,entre otros.