Cinco países árabes podrían entrar en recesión este año, estimó el Instituto Internacional de Finanzas (IFF), un centro de análisis de Washington respaldado por los grandes bancos de más de 70 países.

El IFF enlistó a Egipto, Siria, Túnez, Yemen y Libia; sin embargo, para éste último país no hizo proyecciones precisas, teniendo en cuenta el conflicto en curso que ha paralizado la principal actividad económica en el país: la petrolera.

"Es muy difícil decir cuando Libia volverá al mercado petrolero mundial , declaró en conferencia de prensa el director del departamento de Medio Oriente del IIF, el jordano Georges Abed.

Como sea, el Instituto prevé una contracción de 4.0% para el PIB de Yemen. En Siria, otro país sacudido por manifestaciones violentamente reprimidas, la contracción sería de 3.0% por ciento.

Por su lado, en Egipto y Túnez, cuyos presidentes debieron abandonar el poder a inicios de año, el PIB retrocedería 2.5% y 1.5% respectivamente.

apr