Las decisiones tomadas en alrededor de 82% de las empresas familiares siguen en manos de su socio fundador aun cuando ya han dejado el gobierno corporativo en manos de nuevas generaciones, lo cual representa el mayor reto de éste tipo de empresas dijo Tiburcio Celorio, presidente de Ernst & Young México.

De acuerdo con cifras expuestas por el también director ejecutivo de la firma, durante su intervención en el Foro Fortalece tu Empresa Familiar, los negocios familiares representan 60% del Producto Interno Bruto nacional, lo que deja ver la importancia que tienen dentro del mercado; sin embargo sólo 30% de ellas prevalecen con el paso del tiempo debido a la falta de estrategias oportunas de crecimiento.

Los dueños de una empresa familiar que quieran que su negocio permanezca en el mercado por mucho tiempo, deben establecer un Gobierno Familiar, así como también deben estar conscientes de que deben ceder el control la dirección a una nueva generación de manera oportuna , enfatizó el ponente.

Respecto al establecimiento del Gobierno Familiar, Celorio explicó que es una tarea para la que se necesitarán diversas reuniones con los familiares involucrados en el desarrollo de la firma, junto a quienes se deberán establecer reglas de interacción, tareas y sueldos, así como a los futuros responsables del área directiva de la empresa.

Para elegir a un sucesor deben tomar en cuenta la personalidad de los familiares propuestos ya que deben elegir a alguien que tenga aptitudes para promover el trabajo en equipo y conocimientos suficientes para hacerse cargo del negocio , explicó el presidente de Ernst & Young México.

Finalmente el ponente destacó las ventajas que tienen las empresas sobre otro tipo de negocios, al asegurar que los familiares que laboran en la compañía desarrollan un mayor sentido de pertenencia y responsabilidad para continuar un proyecto que algún pariente desarrollo. Con esto buscaran constantemente que la institución prevalezca y desarrollaran mejores relaciones con otros empleados, con los clientes y con sus proveedores , concluyó.

fnaranjo@elempresario.mx

RDS