El proceso de adquisición del Deutsche Bank México por parte del mexicano InvestaBank continúa. Así, la fusión se concretaría a finales del 2017 o a más tardar en el primer trimestre del 2018.

Enrique Vilatela, presidente de Investa, explica en entrevista que ya han sido autorizados los nuevos accionistas del banco, tal y como lo establece la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, y ahora van de lleno por la integración y proceso de fusión del Deutsche.

Fue en octubre del 2016 cuando se dio a conocer el acuerdo de la compra del Deutsche Bank en México por parte de InvestaBank, pero sólo unos días después se informó de la detención en Estados Unidos de uno de sus accionistas (ahora exaccionista), por presunto lavado de dinero.

Hoy afirma Vilatela, este personaje ya no tiene nada que ver con el banco y sus problemas de capital ya están resueltos. Sin embargo, asegura, antes de seguir con el proceso formal de la adquisición del Deutsche ante la autoridad, Investa debía lograr la autorización de sus nuevos accionistas, tal y como lo marca la ley.

Estamos recibiendo la autorización de la comisión, a partir de hoy ya podemos someter formalmente la nueva solicitud (...) informalmente lo hemos venido platicando, pero no la podíamos meter hasta no recibir la que ya tenemos hoy , refiere.

Reconoce que son procesos largos, pero confía en que la fusión del Deutsche en Investa se concrete a finales del 2017 o, a más tardar, en el primer trimestre del 2018.

InvestaBank, sin embargo, no ha perdido el tiempo y en paralelo ha conformado grupos de integración de ambas entidades financieras. Ya tenemos grupos de integración donde las diferentes áreas del Deutsche Bank con nuestras áreas, ya están platicando para facilitar la integración con nosotros y hacerlo más expedito .

Gustavo Vergara, director del banco, dice por su parte que la fusión de dos instituciones implica una ardua labor, por lo que considera que si el proceso no concluye a finales del 2017, inminentemente será en el primer trimestre del 2018.

Lo que viene

Enrique Vilatela habla de los planes de InvestaBank una vez que quede totalmente fusionado el Deutsche Bank.

Para empezar, dice, podría cambiarse el nombre del banco aunque no es algo que aún esté decidido. Pero también seguirán fortaleciendo su nicho, que son las pequeñas y medianas empresas, lo mismo que el tema fiduciario (que es el fuerte del Deutsche), participará con su nueva casa de Bolsa (la que es aún del banco alemán) en la Bolsa Mexicana de Valores y en la nueva Bolsa Institucional de Valores (Biva), invertirá de forma importante en tecnología para atender las nuevas demandas de los clientes, y con ello no descarta entrar al financiamiento de las familias, pero desde la vía digital.

(Estaremos) en crédito, fiduciario, captación que ahorita estamos empujando fuerte, y todo tipo de servicios basados en tecnología , agrega.

Problemas de capital, resueltos

InvestaBank también presentó algunos problemas de capital en meses pasados, pero a decir de su presidente, éstos ya están cubiertos, lo que demuestra la confianza de los socios, pues han aguantado el banco parado, pero a la vez metiéndole capital por lo que viene para la institución.

Ya lo cubrimos todo. Necesitamos más capital para la compra del Deutsche y para crecer. Por eso era importante esta primera autorización, porque de ahí se desprenden las que siguen. Investa va a comprar y le vamos a meter mucho capital , señala.

El director del banco, Gustavo Vergara, señala por su parte que una vez concretado el proceso de fusión, el nivel de capital de InvestaBank prácticamente se cuadruplicará al pasar de 500 millones a más de 2,000 millones de pesos.

Vilatela señala que en este tiempo el banco prácticamente estuvo parado, por lo que los beneficios no fueron tan positivos para la institución, aunque aclara que es reflejo también de las reservas preventivas, pero confía en que una vez que concluya todo este proceso, los números del banco empiecen a repuntar.

(Ahora lo que viene) son varios temas: el primero, seguiremos concentrados en empresas pequeñas y medianas; segundo, nos estamos metiendo muy fuerte en tecnología; y tercero, seguimos adelante con la operación del Deutsche Bank , explica.