En el otorgamiento de créditos a estados y municipios, la competencia no se afectaría con la fusión Banorte-Interacciones, aunque el segundo se especializa en este nicho y el primero también participa, determinó la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

El jueves pasado, la Cofece autorizó la fusión entre estos dos grupos financieros, anunciada desde octubre del 2017, por lo que esta operación se espera que quede cerrada a más tardar a finales de julio.

En una nota, la comisión explica que la competencia en este mercado se analiza en términos de la posibilidad que hay de lograr colocar un crédito y recuerda que, antes del 2016, la mayoría de los financiamientos era por asignación directa entre un estado y municipio y un banco, pero que ahora son procesos competitivos obligatorios.

“En el 2016, entró en vigor la Ley de Disciplina Financiera que establece, entre otros aspectos, que los estados y municipios sólo podrán contratar deuda a través de procesos competitivos y que el crédito se asigne a los competidores que ofrezcan el menor costo financiero. Además, establece números mínimos de participantes en estos procesos”, señala.

La Cofece refiere que, desde la entrada en vigor de esta ley, se han llevado a cabo más de 100 procesos competidos con la participación de diversos actores, además de Banorte e Interacciones.

En este sentido, destaca que existe evidencia en el expediente de que, en la mayoría de los concursos en donde participó Interacciones, también se presentaron varios jugadores, con una media de cuatro por proceso.

Ley de disciplina financiera

Añade que otros grupos financieros aumentaron su participación de mercado en este tipo de servicios, a partir de la entrada en vigor de la Ley de Disciplina Financiera. “Como ejemplo, hay otros dos grupos que tienen participaciones de más de 10% cada uno en términos de créditos simples otorgados”.

De acuerdo con información de abril de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), otros bancos que tienen cartera de estados y municipios son: BBVA Bancomer, Santander, Banamex, HSBC, Scotiabank, Inbursa, Banco del Bajío y Afirme. Pero entre Banorte (87,875 millones de pesos) e Interacciones (55,605 millones) sumaban más de 140,000 millones de los 316,000 millones de la cartera total.

En su nota, la Cofece destaca además que Banobras, banco público, ejerce presión competitiva en este sector, pues identificó que en el caso del crédito a gobiernos estatales y municipales, particularmente en los créditos de largo plazo, actúa como un agente económico más, que compite en las licitaciones con el resto de las instituciones financieras y tiene una muy fuerte presencia en este tipo de créditos.

De igual forma, menciona que los márgenes y las tasas de interés han bajado a partir de la entrada en vigor de la Ley de Disciplina Financiera y, actualmente, existen varios ejemplos de reestructuras de deuda que hacen evidente la baja en el interés promedio.

En cuanto a otro tipo de productos y servicios financieros, la Cofece tampoco ve afectaciones en la competencia con la fusión Banorte-Interacciones, dado que ambos coinciden en la prestación de un total de 29 productos tales como crédito automotriz, hipotecario y a gobiernos estatales y municipales; también en factoraje; varios servicios de casa de bolsa, y seguros de vida, de gastos médicos y contra incendios, entre otros.

“La comisión identificó que la participación del mercado de Interacciones, en prácticamente la totalidad de los servicios financieros en los que coincide con Banorte, es marginal, generalmente menor a 2 por ciento. Por tanto, el efecto de concentración en estos servicios sería el mínimo. El otorgamiento de crédito a estados y municipios es la principal actividad de Interacciones”, refiere.