La regulación a la que se tendrán que apegar las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) este año, en cuestión de prevención de lavado de dinero (PLD), se tratará de cumplir en conjunto. El primer reto que tendrán que superar estos intermediarios es la certificación de sus oficiales de cumplimiento en la materia, quienes tienen la responsabilidad de evitar esta actividad ilícita dentro de la entidad para la que laboran.

En conferencia de prensa, directivos de la Asociación de Sofomes en México (Asofom), indicaron que este tipo de intermediarios financieros, como todos los que existen en el país, están expuestos al lavado de dinero, por lo que han creado el Frente Financiero Antilavado, que coadyuvará a que las entidades asociadas cumplan con la certificación de su oficial de cumplimiento.

Esta figura (la sofom) apenas tiene nueve años de existencia y hemos avanzado a pasos agigantados; sin lugar a dudas, toda economía en México puede llegar a ser vulnerable de lavado de dinero , explicó Chemaya Mizrahi Fernández, presidente de la Asofom.

Asimismo, María Isabel Vazquez Menchaca, consejera independiente de la Asofom, expresó: El sector financiero es el que es vulnerable, sin importar figuras jurídicas (...) el lavado de dinero consiste en poder meter dinero al sistema financiero, de eso se trata el tema, por eso es que todo el sector es vulnerable .

En México según la Asofom con datos de las autoridades se destinan desde 15,000 hasta 50,000 millones de dólares al año al lavado de dinero dentro del sistema financiero, mientras que en el mundo esta cifra llega hasta los 320,000 millones de dólares.

Debido a esta problemática, el marco normativo financiero fue modificado en enero del 2014 con la intención de mitigar este delito; dicha reforma a la ley alcanzó a los 26 sectores que integran el sistema financiero, el cual está compuesto por cerca de 3,750 entidades como bancos, instituciones de crédito, casas de Bolsa, uniones de crédito, financieras populares, centros cambiarios, transmisores de dinero, sofomes, entre otras.

Tan sólo en la Asofom, se concentran 130 entidades, de las cuales 90% se ha sometido a exámenes de simulación, elaborado bajo los estándares de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Los oficiales de cumplimiento de las sofomes tendrán que someterse a la prueba definitiva en octubre próximo y en caso de no aprobar dicho examen, tendrán sólo una oportunidad más para recibir el aval de la CNBV y así poder continuar sus actividades dentro de las sofomes.

El Frente Financiero Antilavado será la plataforma multidisciplinaria que fungirá como vehículo para que los intermediarios financieros no bancarios coadyuven con la autoridad a implementar buenas prácticas y la regulación requerida en materia de prevención de lavado de dinero , explica la Asofom en un documento.

Para Adolfo González, presidente adjunto de la Asofom, el lavado de dinero no es una problemática nueva dentro del sistema financiero, sólo que la tecnología ya detecta de manera más eficaz este delito. Ya hay alguien que revisa a los intermediarios, es algo que ya se ve y México está tomando acciones para prevenirlo .

Regulación no impacta en tasas

Sobre el impacto que tendría el costo de la regulación en las tasas de los créditos que otorgan las sofomes, Mizrahi Fernández indicó que por el momento no se ha detectado un alza de tasas; sin embargo, no descarta que en un futuro esto pueda suceder.

En el caso de las sofomes, el tema de la regulación ha ido de menos a más y al día de hoy, el costo regulatorio en materia de prevención de lavado no se está reflejando en la tasa que le llega al cliente. ¿Va a suceder? Puede ser que sí, dependiendo del nivel de costo que vaya generando la regulación , explicó el presidente de la Asofom.

[email protected]