Tanto jugadores de banca como del ecosistema fintech, coincidieron en que, más que competencia directa, las startup son complementarias en la oferta de servicios financieros a la población.

En el webinar titulado “La revolución fintech”, como parte del Expansión Summit 2020, Alejandro Valenzuela, director general de Banco Azteca, dijo que hoy ve a las fintech como complementos.

Destacó que estas startups han llevado servicios a donde la banca no había llegado o no lo había hecho bien, y las fintech han podido resolver esta problemática. “Se le ha quitado fricción al sistema, se le ha dado transparencia, se la ha dado mayor capacidad y han tenido una cercanía con la clientela.”

En este sentido, comentó que un banco que no tenga la visión de transformarse, de entender el mundo digital y sumarse a éste, dejará pasar la oportunidad.

Dijo que las fintech están generando valor agregado a los clientes, y éstos están prefiriendo atenderse en otros puntos donde se les otorga y se les da un mejor servicio.

Consideró que esto seguirá en evolución, y subrayó que los bancos que no den valor agregado, se quedarán fuera de la ecuación.

Adolfo Babatz, cofundador y director de la fintech de pagos Clip, refirió que lo que hacen estas empresas es enfocarse en nichos que no estaban servidos o estaban poco servidos por las empresas financieras tradicionales.

“Una fintech no necesariamente compite con el banco de enfrente, al revés, acaban siendo socios o trabajando en conjunto”, señaló.

En este sentido, Valenzuela consideró que lo que va a suceder, es que en los próximos años, de manera más acelerada, se verán más soluciones de crédito, pagos y otras, que permitirán atender a más segmentos de la economía.

“La verdad es que yo creo que vamos a ver un boom en servicios financieros de todo tipo, personas, comercios y demás en los próximos años, y mucho va a ser proveído por empresas fintech  porque nos podemos enfocar en nichos mucho más específicos”, dijo el director de Banco Azteca.

eduardo.juarez@eleconomista.mx