Para el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque varias medidas de la reforma financiera para impulsar el crédito ya se han aplicado, una ejecución más ágil de garantías a favor de los bancos no está completa, por lo que instó a acelerarla.

Las dificultades en la recuperación de garantías también han limitado el ritmo de expansión del crédito bancario , comenta el Fondo en su documento Consulta del artículo IV para el 2015 .

En el apartado referente al sector financiero, el Fondo destaca que pese a que se ha avanzado de manera gradual, en los últimos años, en el otorgamiento del crédito bancario como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) (alrededor de 17.5% en la actualidad, sin incluir otros intermediarios), aún se está muy por debajo de otros emergentes, como Brasil donde represenrta más de 60 por ciento.

Hay una baja intermediación

Explica que una historia de crisis bancarias, un gran sector informal y un sistema judicial ineficiente son las principales razones del bajo nivel de intermediación bancaria.

El sector bancario mexicano ha tenido una historia tumultuosa, con dos grandes crisis bancarias desde 1980, que terminó con una importante reestructuración del sistema bancario. Esta historia es probable que haya tenido efectos duraderos en la confianza en las instituciones financieras, durantela década del 2000, tanto para los ahorradores que perdieron depósitos en la crisis de la década de 1980 y para los prestatarios, que se enfrentaron a dificultades debido al aumento de las tasas de interés en los años 90 , detalla.

En este sentido, enfatiza que las dificultades en la recuperación de garantías también han limitado el ritmo de expansión del crédito bancario. Otra explicación para el bajo grado de intermediación financiera es el gran tamaño del sector informal. Por último, el nivel de educación financiera es bastante bajo .

El FMI menciona que la reforma financiera tuvo como objetivo abordar algunos de los impedimentos para la expansión del crédito, tales como: facilitar el proceso de recuperación de garantía en caso de incumplimiento; la mejora de intercambio de información entre todos los proveedores de crédito; el fortalecimiento de la educación financiera y la transparencia, y el apoyo a la competencia a través de disposiciones para facilitar la portabilidad de las cuentas bancarias e hipotecas.

La mayoría de los elementos de la reforma se ha aplicado a tiempo, pero el cambio más importante de los asuntos mercantiles a los tribunales federales sigue siendo excepcional , destaca.

El organismo internacional considera que el reto fundamental de cara al futuro es lograr la profundización financiera gradual, sin poner en peligro la estabilidad financiera. Para ello será necesario mantener una elevada calidad crediticia, y una fuerte supervisión reguladora .

Comenta que, en lo general, la reforma financiera ha logrado impulsar una mayor penetración del crédito. El crédito bancario se prevé que siga creciendo a una tasa nominal de alrededor de 11 a 12%, en el mediano plazo, lo que implica un aumento en la proporción de crédito a PIB de alrededor de 1 punto porcentual por año .

En este marco, el FMI destaca que los balances de los bancos que operan en México siguen fuertes, con niveles de capital muy por encima de los requisitos y una morosidad baja.

Incluso, considera que en un aumento significativo en las tasas de largo plazo, las pérdidas de valoración serán limitadas y los bancos permanecerán bien capitalizados.

Respecto del papel que ha jugado la banca de desarrollo como impulsor de una mayor penetración financiera, el FMI destaca que, a raíz de la reforma, el crédito destinado al sector privado no financiero se ha incrementado 31 por ciento. Sin embargo, advirtió que esas altas tasas de expansión podrían afectar la capacidad de estas instituciones para evaluar las carteras.