Una filial suiza del banco británico HSBC recibió una multa de cerca de 192.35 millones de dólares por ayudar a ciudadanos estadounidenses a ocultar activos imponibles, anunció el martes el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

HSBC Switzerland, filial suiza que se encarga de la gestión de los activos de clientes acaudalados, reconoció haber retenido en nombre de sus clientes, entre 2000 y 2010, activos no declarados al fisco estadounidense (IRS) por 1,260 millones de dólares.

El acuerdo alcanzado entre el Departamento de Justicia y la institución financiera se denomina DPA, sigla de "Deferred Prosecution Agreement" (acuerdo de procesamiento diferido), un mecanismo por el cual una empresa reconoce las faltas que se le imputan y se compromete a no cometer infracciones similares en el futuro.

A cambio, las autoridades renuncian a presentar una denuncia penal.

HSBC, por su parte, pagará una multa de 192.35 millones de dólares y se compromete a entregar a las autoridades estadounidenses información sobre cuentas que mantenía y fueron cerradas entre el 1 de enero de 2009 y el 31 de diciembre de 2017.

El Departamento de Justicia estadounidense subrayó que este acuerdo no protege a los individuos titulares de las cuentas involucradas en el caso.

kg