La estabilización de las tasas de interés y la recuperación económica respaldarán las ganancias de los bancos en México, consideró la agencia Moody’s.

En el 2020, derivado de una menor actividad crediticia por la pandemia y la creación de mayores provisiones para riesgos, las utilidades de los bancos en el país tuvieron una reducción importante de casi 40% en su comparación anual. Aún así fueron de 102,000 millones de pesos.

En un documento, la calificadora explicó que aunque la tasa de interés de referencia de 4% en México es la más baja desde junio del 2016, esta parece estabilizarse, lo que, aunado a un fuerte poder de fijación de precios, específicamente en el financiamiento ayudarán a los márgenes.

Además, destacó, una recuperación económica respaldará las ganancias de los bancos en los próximos 12 a 18 meses, toda vez que las ganancias del crecimiento de los préstamos, se combinan con un financiamiento tradicionalmente barato y una disminución de los costos y las provisiones.

Para Moody’s, sin embargo, no se espera que los márgenes de interés neto, aún abundantes, vuelvan a los previos a la pandemia sino hasta el 2022, pero subrayó que los mayores volúmenes de crédito en medio de la recuperación económica y tasas estables, tendrán un efecto positivo inmediato en los ingresos por intereses.

“Los costos de financiamiento deberían mantenerse contenidos y negativos en términos reales gracias a una amplia base de depósitos minoristas. Las provisiones para préstamos incobrables acumuladas durante el apogeo de la pandemia también deberían disminuir con la recuperación económica”, enfatizó la agencia.

Más demanda de crédito

Moody´s resaltó que los márgenes de los bancos mexicanos se beneficiarán de una mayor demanda de crédito de las industrias manufactureras y los exportadores, lo mismo que en hipotecas residenciales, que es el único portafolio que no ha mostrado decrecimiento durante la pandemia.

Sin embargo, destacó que la aversión al riesgo limitará el beneficio para los bancos con importantes franquicias minoristas, incluso cuando el volumen repunte, ello, en línea con la desigual recuperación económica.

Añadió que los ingresos por comisiones se beneficiarán del crecimiento de los préstamos.

eduardo.juarez@eleconomista.mx