A 15 años de la creación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, este organismo, actualmente a cargo de Santiago Nieto Castillo, busca generar resultados nunca antes vistos. Sin embargo, enfrenta retos normativos y propios del país, que debe de superar: corrupción, narcotráfico, trata y tráfico de personas, empresas fachada y robo de hidrocarburos. Esto, con el fin de ser más eficaz en la lucha contra el blanqueo de capitales.

Durante el seminario Corrupción y Lavado de Dinero, con el que la UIF celebró sus 15 años de vida, Nieto Castillo indicó que uno de los objetivos de este organismo es posicionarlo como referente a nivel mundial en el tema de la lucha contra el lavado, delito que en México se estima que anualmente alcanza la cifra de entre 20,000 y 30,000 millones de dólares.

“Al final del día, todos los delitos tienen un componente económico. Se delinque para obtener un beneficio económico o un tipo de lucro, y esto implica que en algún momento se pasa por un proceso de lavado de dinero”, expresó en su ponencia el funcionario.

Nieto Castillo mencionó los retos normativos que enfrenta la UIF para que su actuar sea más efectivo, por ejemplo, modificar la ley antilavado, con el fin de que los sujetos obligados (entidades financieras y actividades vulnerables) tengan una mayor atención en las personas políticamente expuestas (PEP), funcionarios o exfuncionarios , con un mayor riesgo frente a temas de blanqueo de capitales.

“Necesitamos esclarecer el concepto de PEP en los mecanismos para poder tener acceso a dicha información por parte de todos los sujetos obligados”, detalló el funcionario.

En este contexto, el titular de la UIF mencionó que la pasada administración creó una lista de cargos que pudieran considerarse como PEP, pero no mencionó nombres, lo que impide que los sujetos obligados vayan más allá en la debida diligencia de esta clase de funcionarios, por lo que esta definición debe de ser más precisa.

“Sabemos que gran parte de la operación no la realizan las PEP, aunque ellos sean los beneficiarios finales, sino que actúan a través de familiares cercanos. Crean una red de complicidad”, explicó.Asimismo, Nieto Castillo comentó que son necesarias reformas a otras leyes para hacer más efectiva la lucha de la UIF, por ejemplo, al Código Penal Federal, Código Nacional de Procedimientos Penales, Ley General del Sistema Anticorrupción y Ley de Instituciones de Crédito, para fortalecer el mecanismo de bloqueo de cuentas.

“Con estas reformas, lograríamos fortalecer la prevención e identificación de operaciones (ilícitas), reforzar el sistema financiero, cumplir en su totalidad las 40 recomendaciones de GAFI y mejorar el esquema de bloqueo de cuentas”, acotó Nieto Castillo.

Resultados satisfactorios

El funcionario comentó que a pesar de la urgencia de estos cambios a las leyes, la UIF en el tiempo que lleva esta administración ha mostrado avances respecto al último año del gobierno anterior, especialmente en el tema de denuncias y bloqueo de cuentas.

Por ejemplo, en los primeros cinco meses del año la UIF ha presentado 54 denuncias, contra 35 que presentó en todo el 2018. “Tenemos un compromiso de presentar el mayor número de denuncias de la historia de la UIF al terminar el 2019”, afirmó Nieto Castillo.

De enero a mayo, el organismo ha bloqueado cuentas a 468 personas por la cantidad de 895 millones de pesos y 3 millones 143,000 dólares, cuando en el mismo periodo del 2018, el bloqueo fue a siete personas, sin que se tenga detectado el monto.

México, en lugar deshonroso

Para Irma Eréndira Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública, atacar el tema de la corrupción y el lavado de dinero es urgente, pues el país figura como una de las naciones más destacadas en estos ilícitos.

“Tuvimos en los años recientes un deshonroso lugar como país (...)México exportó al mundo financiero de lo ilícito más de 514,259 millones de dólares en los últimos siete años. Esa cifra nos dejó helados, porque significó que nuestro país sólo fue rebasado por países como China y Rusia”, detalló la funcionaria.

Eréndira Sandoval destacó la labor de Nieto Castillo al frente de la UIF: “La corrupción y la delincuencia organizada son una amenaza a la seguridad nacional, al desarrollo, y se deben confrontar con decisiones. La UIF ha dado golpes certeros que han desestabilizado las complejas redes de intereses que durante tanto tiempo beneficiaron al desgobierno que se había impuesto”.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx