En junio pasado el crédito vigente de la banca comercial al sector privado siguió con una ligera desaceleración, ritmo que se ha mantenido en los últimos meses.

De acuerdo con los Agregados Monetarios y Actividad Financiera del Banco de México (Banxico), en el sexto mes del año, el crédito vigente de la banca comercial al sector privado tuvo un crecimiento de 7.1% en su comparación con el mismo mes del 2016 y alcanzó casi los 3.8 billones de pesos. Este repunte fue, empero, ligeramente inferior a 7.7% registrado en mayo.

Esta disminución en el ritmo del crédito se dio como resultado de una ligera baja en todos los segmentos: consumo, vivienda, empresas y personas físicas con actividad empresarial.

En el documento, el Banxico detalló que el crédito al consumo tuvo en junio pasado un aumento de 3.7% en su comparación anual, cifra inferior a 4.1% de mayo. El saldo aquí superó los 910,000 millones de pesos.

Al interior de los créditos al consumo, las tarjetas de crédito mostraron un alza de 3.3% anual (contra el 3.1% de mayo); los nómina incluso presentaron una contracción de 0.1% (contra un alza de 1.1%); en los financiamientos personales hubo un repunte de 5.0% (contra el 6.1%); y en los destinados a adquisición de bienes de consumo duradero el crecimiento fue de 14.8% (contra 14.7 por ciento).

En vivienda el saldo en junio fue de 714,000 millones de pesos, un crecimiento de 3.3%, cifra menor a 3.6% de mayo. En vivienda de interés social la caída anual fue de 10.6% y en media y residencial hubo un repunte de 5.2% (contra 5.6 por ciento).

En lo referente al crédito de la banca comercial a empresas y personas físicas con actividad empresarial, hubo un crecimiento en junio de 9.2%, menor a 10.0% de mayo, y el saldo superó los 2.07 billones de pesos.

Al interior de este portafolio, fue en el sector servicios y otras actividades donde se registró el mayor crecimiento en junio con 16.1%, aquí sí, una cifra superior a 14.7% de mayo. En segundo lugar se ubicó la industria manufacturera con un alza anual de 8.6%, pero menor a 11.6% del mes previo.

Finalmente el crédito de la banca comercial a otros intermediarios financieros no bancarios alcanzó un saldo de 88,800 millones de pesos, un crecimiento anual de 26.6% en junio, pero inferior a 33.6% de mayo.

Por otra parte, en lo que respecta al crédito de la banca comercial a estados y municipios, éste siguió con su tendencia a la baja y, en junio el decrecimiento fue de 3.8% (contra -3.5% de mayo), para ubicar el saldo en 332,000 millones de pesos. En tanto al sector público federal, también hubo una baja anual de 8.1% (contra 6.5%) y un saldo de 803,900 millones.

La banca ha destacado que aunque ha habido una ligera desaceleración del crédito en lo que va del 2017, los crecimientos siguen al doble o triple que lo que crece el Producto Interno Bruto; y espera que haya un mejor comportamiento en lo que resta del año, más cuando la economía ha mostrado mejorías con tendencia al alza en la segunda parte del 2017 y, una vez que se ha desvanecido la incertidumbre de inicios de año.