Grupo Elektra dio a conocer el inicio de operaciones de su subsidiaria Punto Casa de Bolsa, con lo que buscará complementar sus actividades financieras y contribuir al fortalecimiento de la economía mexicana.

Mediante un comunicado enviado al público inversionista de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la empresa afirma que la casa de bolsa operará con los más altos estándares de seguridad y eficiencia en atención al cliente, en sus oficinas ubicadas al sur de la Ciudad de México.

"La apertura de Punto Casa de Bolsa complementa las sólidas operaciones financieras de Grupo Elektra y reafirma su compromiso con el desarrollo del sistema financiero mexicano", enfatiza.

La semana pasada, las acciones de Elektra se desplomaron 17.66% el jueves 12 y 16.41% el viernes 13, después de que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) anunciara que ajustará la metodología del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) para adaptarlo a las condiciones actuales del mercado.

Entre dichos ajustes se revisa el mínimo de acciones flotantes para que una serie accionaria se elija para participar en la muestra del IPC, que será de 12% de las acciones inscritas o representar el equivalente a 10 mil millones de pesos.

De acuerdo con analistas financieros, Elektra tiene 29% de sus acciones listadas en Bolsa, aunque cuenta con instrumentos derivados sobre sus propias acciones, lo que generó que el precio de la emisora subiera más de 170% en el último año.

Sin embargo, dichos instrumentos financieros no se contabilizarían para el nuevo mínimo requerido de acciones flotantes que requiere una empresa para participar en la muestra del IPC, por lo que Elektra no cubriría los requerimientos establecidos y estaría violando la regla.

Los especialistas consideran que aun cuando la nueva metodología entrará en vigor en septiembre de este año, los inversionistas retirarían a Elektra del IPC, pues de lo contrario tendría que deshacer sus instrumentos financieros derivados que le generaron pérdidas de mil 800 millones de pesos en el último trimestre de 2011.

Con esta caída, los títulos de la empresa propiedad de Grupo Salinas cerraron en un precio de 850 pesos, 185 pesos menos en comparación con la cotización del jueves, cuando finalizaron en mil 35.92 pesos, tras una baja de 17.66 por ciento.