Los resultados de la nueva política nacional de vivienda y las nuevas reglas de operación de los subsidios para la adquisición de casa se verán hasta mediados del 2015, afirmó Antonio González Dueñes, vicepresidente de la Comisión de Vivienda de la Coparmex, Valle de México.

En conferencia de prensa explicó que en entidades como el Estado de México el proceso de construcción de casas tarda hasta un año y medio, lo que significa que las 22,844 viviendas nuevas registradas, que existen actualmente, se edificaron bajo las reglas de operación del 2013 y el 2012.

Lo anterior significa que al momento de anunciar la nueva política nacional de vivienda, en febrero del 2013, y la actualización de los lineamientos para acceder a subsidios, en junio del año pasado, existían cientos de inmuebles en proceso de construcción.

Pese a esto, se estima que únicamente 10% de las 22,844 nuevas casas no cumple con las reglas de operación del 2014.

Explicó que para que los desarrolladores oferten los inmuebles que no cumplen con los lineamientos que pide la Comisión Nacional de Vivienda, para otorgar subsidios, tendrán que vender las casas a precios más altos o comercializarlas sin el apoyo federal.

Los municipios que concentran la mayor parte de las viviendas nuevas construidas en el Estado de México son Tecámac Zumpango, Acolman, Nicolás Romero y Huehuetoca, este último, considerado como uno de los municipios con los mayores niveles de vivienda abandonada a nivel nacional.

Ahí existen 23,612 casas deshabitadas, cantidad que representa 45% de su parque habitacional, según cifras del último censo de vivienda, realizado en el 2010 por el INEGI.

Comentó que los principales constructores de la actual oferta de vivienda, tanto del Estado de México como del Distrito Federal, son pequeños y medianos desarrolladores.

Para la capital del país, existe una oferta de vivienda nueva registrada de 9,984, concentrada en 280 proyectos ubicados en las delegaciones Azcapotzalco, Benito Juárez, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo.

ALERTA

El presidente de la Comisión de Vivienda de la Coparmex Valle de México declaró que un tema que preocupa a los agremiados es la vivienda abandonada.

Si no se construyera vivienda de 200,000 a 300,000 pesos en el país, solamente con las casas que están desocupadas sería suficiente para atender la demanda de personas con ingresos de uno a dos salarios mínimos , sostuvo.

Antonio González enfatizó que la cantidad de vivienda recuperada por parte del Infonavit reporta que los inmuebles no se adjudican con la velocidad que se debería.

[email protected]