De los créditos al consumo que otorga la banca, los personales y microcréditos son los que registran la tasa de interés más alta, de acuerdo con información del Banco de México (Banxico). A éstos les siguen las tarjetas de crédito y después los de nómina.

En un análisis de indicadores de crédito, el banco central precisa que, en promedio, los créditos personales y microcréditos registraban una tasa de interés de 37.27% al cierre del año pasado; mientras que las tarjetas de crédito 34.53%; y los de nómina 24.56 por ciento.

No obstante, salvo el financiamiento con la tarjeta de crédito, que aumentó de 31.25% de diciembre del 2012 a 34.53% a diciembre del 2017 su tasa de interés; los personales y de nómina han mostrado una tendencia a la baja durante este periodo.

Deuda de, a menos, 20 meses

De acuerdo con las cifras del Banxico, al cierre de diciembre había 6.9 millones de créditos personales, por un saldo de 104,945 millones de pesos; un monto promedio de originación de 18,398 pesos y un plazo promedio del préstamo de 20 meses.

En este producto, el banco Ve por Más es el que ofrece la tasa más baja con 9.05%, seguido de Santander con 10.62%; mientras que la tasa más cara la presentan Dondé Banco con 83% y Compartamos Banco (enfocado en microcréditos) con 80.96 por ciento.

En cuanto a las tarjetas de crédito, el organismo central detalla que al cierre del 2017 había 3.2 millones de plásticos de este tipo por un saldo de 40,000 millones de pesos; y un límite de crédito promedio de 33,611 pesos.

Aquí la tasa efectiva (sin promociones) más baja la presentaba BanBajío con 13.40%, seguido de BanRegio con 16.30% y Santander Consumo con 18.50 por ciento. En tanto la tasa más alta era de Bancoppel con 60%, seguido de Consubanco con 59.90 por ciento.

En lo referente a créditos de nómina, el Banxico reportó 2.4 millones de créditos al cierre de diciembre pasado y un saldo de 138,555 millones de pesos; un monto promedio a la originación del crédito de 66,313 pesos; y un plazo promedio de 44 meses.

En este rubro, con base en la información del Banxico, Multiva tenía la tasa más baja con 11.67%; y después estaba Famsa con 16 por ciento. En contraparte, Bancoppel registraba la tasa de interés más alta con 39.50%, seguido de BanRegio con 37.07 por ciento.

En los últimos dos años hubo un cambio de tendencia en el uso de créditos de consumo. Los de nómina han bajado en su crecimiento, que tenían de doble dígito a sólo uno; mientras que en tarjetas se incrementó de forma importante en el último año.

Algo que destaca el Banxico en su análisis comparativo es que, entre menos sea el plazo del crédito, el interés cobrado es más alto. Como ejemplo, si el crédito personal va de cero a 12 meses, el interés puede alcanzar 66% promedio y el de nómina puede subir hasta 33 por ciento. Estos mismos financiamientos bajan a 24 y 23% respectivamente, si el plazo es mayor a 48 meses.

En lo referente al crédito automotriz, el interés promedio de la banca es de 13.14 por ciento. El banco central refiere que, al cierre del 2017, había 636,172 créditos de este tipo, por un monto de 108,634 millones de pesos; un promedio de originación de 191,633 pesos y un plazo promedio de 52 meses. Aquí, la tasa más baja la tenía Multiva con 10.16%, y la más alta Finanmadrid, de CIBanco, con 14.70 por ciento.

eduardo.juarez@eleconomista.mx