Aunque en años previos los créditos de nómina que otorgan los bancos y otras entidades financieras reguladas habían tenido crecimientos importantes, en el 2017 mostraron incluso retrocesos, lo cual ha sido destacado por el Banco de México (Banxico).

Los créditos de nómina son los que se otorgan a los trabajadores cuyo salario es abonado a una cuenta de alguna institución financiera, y el pago periódico del préstamo se hace en automático en el momento en que se deposita el sueldo. Esta garantía había motivado un crecimiento importante  tendencia que se ha revertido.

De acuerdo con los Indicadores Básicos de Créditos de Nómina que emite periódicamente el Banxico, con cifras a junio, por primera vez en los últimos años, entre junio del 2016 y el mismo mes del 2017, el saldo de los créditos de nómina presentó una disminución real de 3.0 por ciento.

El banco central destaca que en el periodo 2015-2016 los créditos de nómina registraron un crecimiento promedio de 16 por ciento.

Jugadores bancarios en este segmento han explicado que esto obedece en parte a que ha surgido un fenómeno en el que los clientes, al poder cambiar su cuenta de nómina, lo hacen sin antes haber pagado el crédito pendiente. En este sentido, ya se busca con autoridades una solución a esta problemática, pues según los banqueros, es uno de sus créditos favoritos.

Pese a ello, el Banxico refiere que, a junio pasado, el crédito de nómina representaba 23.6% de la cartera total de crédito al consumo. El resto lo conformaban los créditos personales, las tarjetas de crédito, el crédito automotriz y otros.

Al cierre de la primera mitad del 2017 había vigentes poco más de 4.2 millones de créditos de nómina por un saldo de 201,336 millones de pesos.

El Banxico señala que la morosidad del crédito de nómina, que se ubicó en promedio en 3.0%, fue menor que la del crédito al consumo, que fue de 4.4 por ciento.

Sin embargo, precisa que al ajustarse el índice de morosidad con las quitas y castigos que realizan las instituciones, éste aumentó de forma significativa hasta 12.4%, alcanzando valores muy cercanos a los de los créditos personales que estaban en 12.8%, y que son créditos sin ningún tipo de garantía.

De acuerdo con Banxico, el monto promedio de los créditos de nómina era, a junio pasado, de 63,160 pesos, lo cual representó una disminución de 2.5% respecto al mismo mes del 2016. El plazo promedio fue de 44 meses, y la tasa promedio de 24.6%, una baja marginal anual de 0.9 por ciento. El Banxico destaca que mientras mayor es el monto del préstamo, la tasa disminuye.

Las instituciones que registraron la tasa más baja fueron BBVA Bancomer con 22.1%; Banorte con 24.2% y HSBC e Inbursa con 24.8%; mientras que las que mostraron las más altas fueron Santander con 28.2%, Scotiabank 26.9% y Banamex y Banco del Bajío con 26.5 por ciento.

En tanto, los intermediarios que más crédito otorgaron en el periodo fueron BBVA Bancomer, Banamex y Banorte.