Fitch Ratings, ratificó la calificación crediticia a Consubanco, S.A, como estable, en escala nacional de largo corto plazo, por lo que la Entidad de Banca Múltiple continúa con perspectiva favorable en el mercado.

Consubanco fue calificado como “A-“ en moneda nacional a largo plazo, mientras que las calificaciones a corto plazo fueron reconocidas con “F2”.

Lo anterior, porque Fitch Ratings aseguró que las calificaciones nacionales de Consubanco están impulsadas por su calidad intrínseca, lo cual se refleja en la calificación de viabilidad y una presencia de nicho bien apalancada.

Además, la calificadora detalló que la aprobación se consideró con base en el perfil de negocio de Consubanco, cuyo modelo de negocios es concentrado y se caracteriza por ser una franquicia reconocida y enfocada al otorgamiento de créditos deducibles de nómina a empleados del sector público.

Las calificaciones también tienen en cuenta la calidad de los activos bien controlada del banco, los niveles razonables de capital y rentabilidad y riesgos operativos contenidos, explicó Fitch Ratings.

También, se resaltó que Consubanco mostró una capacidad para administrar el riesgo de financiamiento, ya que mantuvo niveles adecuados de liquidez.

Cabe mencionar que la institución de Banca Múltiple siempre ha resaltado por ofrecer productos bancarios y financieros innovadores que permiten satisfacer las necesidades de sus clientes, debido a la estabilidad y los niveles de capitalización sanos.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.