Las pruebas del Cobro Digital, (CoDi) ya están en marcha con algunos bancos y con determinados grupos. El objetivo es focalizarlo en los siguientes meses, para empezar a detonarlo a partir de septiembre.

Uno de los retos para su éxito, de acuerdo con autoridades y especialistas, es atender la baja conectividad de telecomunicaciones que hay en ciertas zonas del país, sobre todo en las más marginadas, a las que principalmente se quiere llegar con servicios financieros formales en el sexenio, pues el móvil y su conexión a Internet serán herramientas fundamentales para su desarrollo.

Un reporte reciente de Standard & Poor’s celebra el lanzamiento del CoDi, pero aclara que la adopción de la tecnología financiera en México afrontará desafíos tales como las capacidades de infraestructura (conectividad) y el acceso a teléfonos inteligentes.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2018, en el país hay 69 millones de usuarios de teléfono inteligente, de los cuales 90% se conecta por datos y 10% con wifi.

El mismo reporte refiere que de ese total, alrededor de 60 millones están en áreas urbanas y cerca de 10 millones en áreas rurales. De igual forma, hay 30 millones de mexicanos que no tienen celular de ningún tipo, y casi 13 millones tienen un celular común, no inteligente. Las localidades donde hay un menor uso del celular son Oaxaca, Guerrero y Chiapas. Aquí también es donde hay menos infraestructura y servicios bancarios, y donde se quiere llegar con el CoDi.

La encuesta realizada por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística arroja también que del total de los usuarios de teléfonos inteligentes, 45.5 millones habían instalado aplicaciones, pero apenas 18%, alrededor de 8 millones, lo hizo con la app de su banco.

Se trabaja en ello

José Antonio Quesada Palacios, director de la EGADE Business School México, del Tecnológico de Monterrey, considera que el tema de las telecomunicaciones tiene que ir de la mano con la implementación del CoDi, pero que ya se trabaja en una cobertura para todo el país, desde que se aprobó la reforma en la materia hace algunos años.

“Se está trabajando fuertemente. Ya venía el tema de tener cobertura para todo el país desde la reforma de telecomunicaciones, y la realidad es que ahí ha ido a un paso más lento. Yo sé que la banda ancha está cubriendo cada vez más poblaciones donde no teníamos antes acceso”, explicó.

El mismo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que el gobierno está comprometido en comunicar a todo el país por Internet, y que en este sentido ya se han dado a conocer las bases para licitar 50,000 kilómetros de línea de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad, con el propósito de lograrlo, y con ello una mayor inclusión financiera.

“Necesitamos la conectividad. Si no, cómo vamos a ampliar el servicio bancario”, dijo hace algunas semanas en la Convención Bancaria.

Aunado a ello, recordó el académico de la EGADE Business School que está el compromiso de la presente administración de que el Banco del Bienestar, establezca una sucursal en todos los municipios del país.

“Es crucial e indispensable. Es la única manera de meter a todos en los temas de inclusión y que ellos puedan operar de manera confiable. Sí es viable. Ahora la implementación va a ser muy importante, y en ese sentido es donde se requieren las inversiones”, destacó el especialista.

Colaboración banca-telcos

El presidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Niño de Rivera, ha dicho que para cumplir la meta de llegar con el CoDi a casi 550 municipios en los que hoy no hay servicios bancarios es necesaria la telecomunicación, por lo que ésta debe ir instalándose donde se requiere.

“Vamos a ir instalando esas comunicaciones con equipos de comunicación satelital, para que vaya cubriendo los 549 municipios que hoy no tienen servicios bancarios. Vamos a ver con las empresas de telecomunicaciones algunas cosas, y otras las puede hacer la banca misma (...) En la medida en que vayamos adaptando la cobertura, iremos incorporando más o menos 100 municipios cada año”, puntualizó el presidente de los banqueros.