La Fundación de Estudios Financieros (Fundef) concluyó que el comportamiento en el mercado de crédito durante la pandemia –cuando cayeron prácticamente todos los portafolios, excepto el de vivienda–, se explica por condiciones de demanda.

Con base en un estudio, puntualizó que, dado que se trata de un tema de demanda, la capacidad de acción de la autoridad y de los intermediarios es limitada.

“Lo que pueden hacer para mejorar la demanda de crédito tiene que ver con políticas públicas para promover el crecimiento y así dar certeza a la inversión”, señaló.

Puntualizó que el crédito aumentará en el momento en que la demanda se recupere. “Cuando se dé este proceso, el sector financiero tiene la liquidez para incrementar el financiamiento”.

La Fundef mencionó que la caída del crédito de los intermediarios financieros al sector privado en el 2020, fue por un monto de 9,854 millones de pesos, y que en el flujo de financiamiento hubo diferencias de comportamiento con consumo y comercial cayendo e hipotecario creciendo.

En cuanto al crédito al consumo, el organismo puntualizó que en lo referente a tarjeta, los datos indican que durante la pandemia los hogares en promedio consumieron menos y ahorraron más, y a nivel de utilización de este tipo de plásticos, disminuyó el porcentaje de las que tienen un nivel de utilización superior a 80%; y aumentó el de las de un nivel de uso menor al 20 por ciento.

Respecto al crédito automotriz, mencionó que hubo una caída importante en la venta de autos al inicio de la crisis, pero que el mercado se recuperó gradualmente sin llegar aún a los niveles pre pandemia.

“Su recuperación se ha frenado por causas externas al mercado, relacionadas con las cadenas de suministro”, señaló.

En créditos de nómina y personales, subrayó que las personas que mantuvieron su empleo bajaron su consumo y ahorraron más.

eduardo.juarez@eleconomista.mx