Luego de haber anunciado facilidades contables para los bancos con el fin de que puedan apoyar a sus clientes en la contingencia del coronavirus Covid-19, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) informó de medidas parecidas para las entidades del sector de ahorro y crédito popular.

En específico, las entidades del sector de ahorro y crédito popular, como son sociedades financieras populares (sofipos) y cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), podrán diferir parcial o totalmente los pagos de capital o intereses de los créditos vigentes al 31 de marzo del presente año hasta por seis meses, con excepción de los créditos dirigidos al sector rural, en cuyo caso el diferimiento podrá ser de hasta 18 meses.

“Las medidas relacionadas a los criterios contables especiales se dan en respuesta a la petición de autorización de las entidades integrantes del sector de ahorro y crédito popular del sistema financiero mexicano, para que éstas lleven a cabo la implementación de diversos programas dirigidos a los acreditados afectados”, informó la CNBV en un comunicado.

Estas medidas también aplican para uniones de crédito con cartera comercial colocada en clientes cuya fuente de pago se vea afectada por las medidas aplicadas para combatir la contingencia.

“La CNBV está trabajando para emitir criterios contables similares para otros sectores del sistema financiero, como el de las sofomes reguladas, Almacenes Generales de Depósito y entidades de fomento”, abundó la comisión.