El ritmo de vida acelerado y la incorporación de las nuevas tecnologías han impactado en diferentes campos con el propósito de simplificar la vida de las personas dentro de sus actividades cotidianas.

La gran mayoría de los procesos hoy en día se puede hacer a través del celular. Contamos con una aplicación para casi todo: para pedir comida, un taxi y también para ver nuestra cuenta bancaria.

Por practicidad, e incluso también por seguridad, cada día toma más fuerza el uso de carteras o billeteras digitales, a través de dispositivos móviles para que con ellas el usuario tenga sus tarjetas físicas dadas de alta y así evitar cargarlas.

Este tipo de tecnología no solamente se limita al uso de tarjetas de crédito, sino también a algunas de membresía o de regalo, con las que el usuario suma puntos al acudir a ciertos establecimientos, como cines, restaurantes, teatros, etcétera.

La mayoría de las carteras digitales funciona a través de pagos electrónicos por medio de teléfonos celulares que implementan la tecnología near field communication, lo que posibilita el intercambio de datos entre la terminal y el dispositivo del usuario.

Para activar su cartera, el tarjetahabiente necesita proporcionar los datos de su plástico, lo cual puede hacer de manera manual ingresando los 16 números de su tarjeta, su código de seguridad y su fecha de expiración o tomándole una fotografía a la tarjeta, pero ello depende del tipo de teléfono inteligente que tenga el usuario.

Puede tener hasta 10 tarjetas de crédito como límite dentro de la billetera, mientras que en el caso de las tarjetas de membresía pueden ser ilimitadas, pero éstas últimas sólo aplican para el caso de Samsung Pay.

Actualmente, en México distintas instituciones financieras ya ofrecen este tipo de tecnologías a sus usuarios, como Citibanamex Pay, BBVA Wallet, así como la compañía Samsung Pay, la cual tiene convenio con varios bancos como American Express, Banorte, Banregio, Citibanamex, HSBC, Santander y Scotiabank. A nivel mundial, Google Pay y Apple Pay también ofrecen este tipo de alternativas. Sin embargo, éstas todavía no llegan a nuestro país.

“Lo importante de la billetera digital es que resguarda la información sensible del plástico, como los números completos de la tarjeta o el código de seguridad. Al momento de hacer cualquier compra, solamente se ven los últimos números de la tarjeta”, explicó Francisco Martínez, gerente de Servicios de Valor Agregado para Samsung México.

Jorge Tamayo, director de Pagos Digitales de Citibanamex, aseguró que el objetivo de este tipo de productos, además de digitalizar cuestiones como los plásticos en físico, es facilitar la vida de los usuarios tanto en las compras físicas como en las realizadas en internet.

“Una billetera digital es que el usuario puede agregar los productos que tiene el banco, en este caso Citibanamex, para que no cargue con sus tarjetas y que haga pagos con un nivel de seguridad mucho más alto”, detalló.

Cómo usarla

Al momento de pagar y usar la billetera digital, es igual que una en físico. El usuario saca su cartera, se acerca a la terminal para saber la información del pago y en cuestión de segundos el cobro se hace como si se hubiera insertado la tarjeta en físico, explicó el directivo de Samsung

“Lo único que tendría que hacer el usuario es abrir la billetera digital. En caso de que tenga varias tarjetas de diferentes bancos, seleccionar con la que hará el pago, activar los datos para hacerlo y en automático se envía la señal para el cobro. La información del celular a la terminal viaja como si se hubiera insertado o deslizado la tarjeta”, ejemplificó.

Limitantes

Pese a que este tipo de tecnología crece cada día, también presenta limitantes. Dos de las principales son que los usuarios no cuentan con los dispositivos móviles adecuados para acceder a una billetera digital y que los comercios no cuentan con los insumos para hacer el cobro a través de ellas.

“El dilema al que nos enfrentamos es una cuestión tecnológica. El usuario requiere de un dispositivo de alta gama para poder hacer uso de la billetera y del pago sin contacto, además de que los comercios cuenten con la terminal habilitada para realizar este tipo de cobro. Tenemos registrado que solamente entre 25 y 30% de los establecimientos cuenta con estos dispositivos especializados”, lamentó el directivo de Banamex.

Aseguró que si aplicaciones como Google Pay o Apple Pay llegan a nuestro país, ayudaría a que los usuarios empujen a los comercios a contar con este tipo de tecnologías sin contacto. “El crecimiento de este tipo de herramientas y transacciones de este tipo debe de crecer con la llegada de jugadores internacionales”, indicó.

A su vez, el gerente de Servicios de Valor Agregado para Samsung México señaló que el principal reto es que los usuarios accedan a teléfonos con mayor capacidad para contar con su billetera, pero el problema es que este tipo de equipos todavía resultan costosos.