Caja Popular Mexicana (CPM) no tiene ninguna intención de convertirse en banco. Lo que sí quiere es operar en condiciones similares a éstos, pero sin dejar de ser una sociedad cooperativa.

Ramón Imperial Zúñiga, director general de la caja popular más representativa en el país, confía en que en el gobierno haya una apertura en el futuro inmediato para que Caja Popular, y en general las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), tenga acceso a algunos de los productos a los que tiene hoy la banca, pero sin dejar de lado su naturaleza.

En el futuro, esperamos tener acceso a la chequera, acceso pleno al Banco de México, a las restricciones que ahora tenemos y que la autoridad nos reconozca ese esfuerzo que estamos haciendo por la inclusión financiera que ahora todavía no se reconoce , destaca.

En entrevista, refiere que en cualquier país, como Alemania por ejemplo, el siguiente paso no es que una cooperativa de este tipo se convierta en banco, sino que tiene que crecer para tener las mismas condiciones, pero siendo cooperativas.

Hoy día, CPM cuenta con 430 sucursales en el país y 1 millón 741,000 socios. El monto de captación a mayo de este año ascendía a los 21,479 millones de pesos; de colocación, a 18,842 millones, y sus activos totales, a los 24,882 millones de pesos.

Tales cifras hacen a Ramón Imperial afirmar que si se les calificará en la posición de los bancos, Caja Popular Mexicana estaría en el lugar 20 o 21.

Sin embargo, el también Presidente por América y Vicepresidente mundial de la Alianza Cooperativa Internacional destaca que las cooperativas tienen una naturaleza distinta, somos organizaciones con orientación social , por lo que requieren una regulación y supervisión, éstas sí diferentes a las de los bancos. La verdad es que hemos tenido buen trato de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, pero pensamos todavía que esto se podría mejorar de tal manera que se reconozca la naturaleza cooperativa y esto se refleje en la regulación, en la supervisión y, en general, en todo el marco normativo que rige nuestro funcionamiento , dice.

Aunque reconoce el esfuerzo que las autoridades han hecho en los últimos años para ordenar a las cooperativas de ahorro y préstamo en el país, puntualiza que todavía falta mucho por hacer para apoyar y mejorar las condiciones del sector.

Incluso, Ramón Imperial refiere que el cooperativismo todavía no es un tema que tengan en la agenda los actuales candidatos presidenciales. No les interesa el tema y algún día ellos van a reconocer todo esto, de momento no .

Comenta que, en general y pese a la crisis internacional, el sector crece a ritmos importantes en el país, además de que su tasa de interés promedio es de 18% y la cartera vencida es de 7.5%, aproximadamente.

Comenta que entre los planes de esta sociedad cooperativa de ahorro y préstamo para el corto plazo está seguir con la expansión de su red de cajeros automáticos.

[email protected]