El crédito de la banca comercial al sector privado continúa con una moderación en la caída que arrastra desde hace un año, derivado de la crisis económica por la pandemia de Covid-19, y en julio pasado ya fue nuevamente de un dígito.

De acuerdo con los Agregados monetarios y actividad financiera del Banco de México (Banxico), en el séptimo mes del 2021 la contracción del crédito bancario al sector privado fue de 9.7% en su comparación real anual, para ubicar el saldo en los 4.63 billones de pesos. En junio, la caída fue de 11.8%.

Fue en agosto del 2020 cuando el crédito bancario al sector privado registró su primera caída como consecuencia de la situación económica por la pandemia, pero fue en abril del 2021 cuando alcanzó un pico con una contracción de 14.6%. A partir de este mes, el decrecimiento se ha moderado.

Con base en información del Banxico, en agosto del 2020 la caída fue de 1.4%; en septiembre de ese mismo año de 1.6%; en octubre de 2.5%; en noviembre de 4.2% y en diciembre de 4.6%.

Pero en los primeros meses del 2021, la contracción del crédito bancario se agudizó. En enero la caída fue de 5.1%; en febrero de 6.0%; en marzo de 12.5% y en abril de 14.6%. En mayo ya fue de 13.1%; en junio de 11.8% y en julio ya volvió a ser de un dígito, 9.7%.

La Asociación de Bancos de México (ABM) ha señalado que ya hay una recuperación en algunos segmentos de crédito, y espera que esta sea más fuerte hacia el último trimestre del 2021.

 

En empresas sigue la contracción más alta

Pero aunque el decrecimiento del crédito bancario al sector privado se ha moderado, es el destinado a empresas y personas físicas con actividad empresarial, donde continúa una contracción importante.

El reporte del Banxico señala que en este portafolio, la caída en julio pasado fue de 14.7% en su comparación real anual, aunque en junio previo la baja fue de 17%. El saldo aquí se ubicó en los 2.56 billones de pesos.

Todos los segmentos de este portafolio registraron una disminución en el crédito otorgado por la banca comercial.

Consumo registra una mayor recuperación

En tanto, la cartera de consumo registra una mayor recuperación aunque todavía con caída. En julio, la contracción de este portafolio fue de 5.8% en su comparación real anual, para un saldo de 977,600 millones de pesos. Un mes antes, el decrecimiento fue de 8.5 por ciento.

Dentro de esta cartera, la recuperación siguió en prácticamente todos los segmentos. En las tarjetas de crédito la caída en julio fue de 7.0% en su comparación anual, contra 7.8% de junio; en los créditos de nómina fue de 2.9% contra 4.0%; y en personales de 13.3% contra 21.1%. En los destinados a bienes de consumo duradero, sin embargo, la caída fue de 3.4% contra 2.9% de junio.

Vivienda no deja de crecer

Por otra parte, el crédito para vivienda, que es el único que no ha caído durante lo que va de la pandemia, siguió con su tendencia de crecimiento. En julio fue de 3.1% en su comparación anual, para un saldo de 1.03 billones, mientras que en junio previo, el aumento fue de 2.9 por ciento.

Evolución del crédito bancario al sector privado en el 2021

  • Enero: -5.1%
  • Febrero: -6.0%
  • Marzo: -12.5%
  • Abril: -14.6%
  • Mayo: -13.1%
  • Junio: -11.8%
  • Julio: -9.7%

eduardo.juarez@eleconomista.mx

rrg