Con el fin de que las entidades de ahorro y crédito popular, así como las uniones de crédito, puedan continuar con la implementación de planes de apoyo a sus socios y clientes en el contexto de la emergencia del coronavirus Covid-19, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) anunció la ampliación de facilidades regulatorias para estas entidades y así estas puedan llevar a cabo reestructuras o renovaciones de crédito.

De acuerdo con la CNBV, hace algunos meses se emitió una primera etapa de facilidades regulatorias, misma que estuvo vigente hasta el 31 de julio pasado. Por lo que ahora, anuncia una segunda fase para que se continúe con este tipo de apoyos.

“En esta segunda etapa, las facilidades regulatorias temporales podrán ser aplicables a los créditos que hayan sido otorgados a más tardar al día 31 de marzo del 2020, y que estén contabilizados como vigentes a esa fecha, y cuyo pago a más tardar al día 28 de febrero del 2021 se haya visto afectado con motivo de la epidemia”, se puede leer en la información emitida por la CNBV.

Esta autoridad a cargo de Juan Pablo Graf Noriega indicó que las reestructuras o renovaciones deberán quedar formalizadas con fecha límite el 28 de febrero del próximo año. Asimismo, resaltó que toda reestructura o renovación deberá sustentarse en la capacidad de pago del acreditado para liquidar el crédito correspondiente.

La CNBV enfatizó que las reestructuras o renovaciones deberán significar un beneficio económico para los acreditados beneficiados, para fomentar esquemas que propicien la disminución en el importe de los pagos.

Tipos de créditos que podrán reestructurarse

  • Líneas de crédito revolventes para uniones de crédito
  • Créditos a la vivienda con garantía hipotecaria
  • Microcréditos
  • Tarjetas de crédito

Según la figura bajo la que operan, las entidades podrán ofrecer distintos beneficios a sus acreditados, en aspectos como tasa de interés, plazo y porcentaje máximo de descuento. Para todas las entidades, la CNBV indicó que no podrán realizar el cobro de ningún tipo de comisión con motivo de la renovación o reestructuración del crédito.

La CNBV resaltó que en todos los casos de los apoyos se deberá documentar el acuerdo entre las partes, el cual podría acreditarse mediante un correo electrónico.  

La autoridad apuntó que es necesario que de acuerdo con el tipo de reestructura que realicen las entidades, deberán de sujetarse a las reglas emitidas para emitir información a las sociedades de información crediticia.

erp