La Ciudad de México registró, de enero del año pasado a la fecha, un total de 81 denuncias relacionadas al fraude en el cobro de seguros.

Salvador Guerrero Chiprés, titular del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México, indicó en conferencia de prensa que, de estas denuncias, en 12% de los casos se logró concretar el fraude.

No obstante, refirió que los casos seguramente ascienden a más. Calculó que la cifra negra, es decir, aquellos casos que no se denuncian a las autoridades, es de 96%, por lo que los 81 casos reportados sólo representan 4% del total que ocurre en la ciudad.

En más de la mitad de los casos, señaló Guerrero Chiprés, quien reclama el seguro son mujeres.

Explicó que usualmente los que cometen el delito se hacen pasar por un agente de seguros o cliente para cobrar la póliza. En este sentido, refirió que la información la obtienen a través de diferentes fuentes, como redes sociales.

Este tipo de fraudes, refirió por su parte Manuel Escobedo, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), tiene un impacto de “cientos de miles de millones de pesos al año” en el sector, sin embargo, no dio una cifra exacta.

Reconoció que los fraudes existen en los diferentes rubros de los seguros. Por ejemplo, en el rubro de automóviles informó que se han dado casos de personas que se hacen pasar por ajustadores y  fingen llevarse las unidades a algún taller, cuando en realidad las roban y, al final, son utilizadas para realizar otras actividades delictivas.

Respecto a los seguros de los bienes inmuebles del gobierno, el presidente de la AMIS indicó que el año pasado hubo cierto desconcierto y desorganización por parte de la Oficialía Mayor de Hacienda, algo normal debido al primer año de gobierno. Mencionó que han trabajado de la mano con el gobierno para hacer una política pública de administración de riesgos.

Firman convenio

La AMIS y el Consejo Ciudadano firmaron un convenio con el cual intercambiarán información con el fin de brindar mayor bienestar a los mexicanos, de acuerdo con los titulares.

Entre los temas que se promoverán están la cultura cívica, seguridad vial, resiliencia de la población ante catástrofes naturales, derechos humanos, prevención del delito y educación financiera en seguros.

Actualmente, la cobertura del seguro en México apenas representa 2.2% del Producto Interno Bruto (PIB), porcentaje que queda por debajo del promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos de 8.9 por ciento.

En el caso de la seguridad vial, Manuel Escobedo indicó que se intercambiarán estadísticas que ayuden a entender más los accidentes que ocurren, en donde muchas veces los involucrados deben pagar, en promedio, 15,000 pesos, lo cual puede ser un impacto económico severo para las familias.

Este intercambio ayudará a identificar y evaluar riesgos potenciales para la sociedad mexicana, con lo cual se podrán tomar mejores decisiones, tanto para controlarlos como para atenderlos financieramente.

Como parte del trabajo conjunto ambos organismos impulsarán también la resiliencia de la población ante catástrofes naturales. Manuel Escobedo destacó que, tras los sismos del 2017 —en donde las aseguradoras indemnizaron con 31,000 millones de pesos— la cobertura a casa habitación no aumentó su penetración.

“Esperamos contribuir con la seguridad ciudadana, los derechos humanos y la prevención del delito. Un tema importante es el robo de vehículos, que en el último año registramos 230 vehículos asegurados robados por día versus los 259 casos diarios que se presentaron en el 2018”, añadió.

[email protected]