El banco central de Brasil está avanzando en los planes para digitalizar su moneda, el real, y pronto debería tener noticias sobre el tema, dijo el presidente del banco, Roberto Campos Neto.

En un debate en línea organizado por el Banco de España, Campos Neto dijo que los bancos centrales de todo el mundo deberían profundizar sus discusiones sobre las monedas digitales, que tienen características comunes en varios países.

"Estamos haciendo un gran progreso en el proceso de la moneda digital y deberíamos tener noticias pronto", dijo Campos Neto, sin dar más detalles.

Entre los temas que aún deben determinarse se encuentran si un real digital generará interés y qué tipo de tecnología se adoptará, dijo Campos Neto.

Aunque el uso doméstico de pagos electrónicos se ha disparado y la tecnología de los dispositivos móviles y las comunicaciones han mejorado recientemente, el real sigue siendo esencialmente una moneda física.

El banco central creó un grupo de estudio en agosto del año pasado para sopesar los posibles beneficios y el impacto de emitir el real en formato digital.

El estudio evalúa los riesgos relacionados con la seguridad cibernética, la protección de datos y los problemas de cumplimiento normativo, y evalúa cómo una moneda digital afectará la inclusión y la estabilidad financieras y la conducción de las políticas monetarias y económicas.