Yolanda Morales / el economista

Analistas de JP Morgan, Banorte y Bank of America descartan un alza en el objetivo de la tasa de interés interbancaria, anuncio que dará la Junta de Gobierno del Banco de México.

No obstante, sí existe la posibilidad de que el debilitamiento del peso frente al dólar motive un alza preventiva y simbólica, reconoce el economista en jefe para México de JP Morgan, Gabriel Lozano.

En caso de que el peso siga la tendencia de debilidad observada desde finales del 2014, a pesar de la renovada mayor escala de intervención y de que sigan las preocupaciones sobre el traspaso cambiario hacia la inflación, podría presentarse un alza preventiva .

En la encuesta de enero, divulgada por el Banco de México (Banxico) esta semana, los analistas consideran que podría presentarse un alza de 10 décimas de punto, que llevaría la tasa a 3.35 puntos, en el primer trimestre. Según el calendario de anuncios monetarios, en este lapso sólo está programada la reunión de febrero.

Pero no es el escenario base de JP Morgan. Lozano estima que sólo habrá dos alzas por parte del Banxico este año. Una en junio y otra en septiembre. Con lo que la tasa se ubicaría en 3.75% al final del 2016.

Actividad modesta, origen

El equipo de analistas de Banorte, dirigido por Gabriel Casillas, considera que los banqueros centrales privilegiarán la situación doméstica, como es la moderada actividad económica y la baja presión inflacionaria, como determinante para mantener la tasa sin cambio, en 3.25 puntos base.

Aparte, el economista en jefe para México de Bank of America, Carlos Capistrán, concuerda con esta percepción, ya que considera que el Banxico procederá con precaución, porque una subida ahora podría afectar a la actividad económica.

El plan del Banxico para moderar la salida de los flujos de cartera es aumentar la tasa de referencia uno a uno con la Fed. Sin embargo, hay riesgos de que la estrategia afecte a la actividad económica, lo cual también podría derivar en la salida de flujos , dice.

En su opinión, el Banxico tiene espacio debido a que México tiene una tasa de crecimiento resiliente y una baja inflación, ambos en parte por las reformas estructurales.

Economía ata subidas

Para el economista de Bank of America, el Banxico aumentará las tasas junto con la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) inicialmente. Pero acota que se saltará algunos aumentos de la Fed, con especial atención en el crecimiento de la economía mexicana.

Comenta que el peso ayuda porque sobrepasó su valor de equilibrio de largo plazo, lo que significa que los inversionistas pronto esperarán una apreciación lo suficientemente grande como para comprar activos mexicanos nuevamente.

Los analistas de Banorte esperan que haya un tono más dovish (suave) en el comunicado del Banco central, donde enfatizarán la probabilidad de que la Fed retrase el inicio de su proceso de normalización hasta junio.

Encuestados por Banxico anticipan cuatro movimientos

De acuerdo con los resultados de la encuesta, el promedio de los 34 analistas consultados por el Banxico espera cuatro subidas este año: una simbólica de 10 décimas de punto en el primer trimestre.

Otra de 20 puntos en el segundo cuarto y, en los últimos dos trimestres del año, esperan alzas de 25 puntos respectivamente.

El Banco de México acotó que los resultados de la encuesta, en particular de este tema, corresponden a las expectativas de los consultores y no condicionan de modo alguno las decisiones de la Junta de Gobierno que, de hecho, se reunirá el jueves próximo para divulgar su anuncio monetario .

[email protected]