¿Cobrarle a alguien sólo notificándole con un mensaje vía celular y que éste te autorice el pago y lo realice por la misma vía? Esto será una realidad a partir del próximo año en el país. Este lunes, el Banco de México (Banxico) dio a conocer que ha desarrollado una plataforma electrónica denominada Cobro Digital (CoDi).

Ésta, de acuerdo con el proyecto que se ha puesto a consulta pública hasta el 15 de enero del 2019, será una funcionalidad adicional al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), ya que correrá por la misma carretera, y tiene el objetivo de realizar pagos electrónicos mediante un esquema en el que el pago es solicitado por quien sería el receptor de los fondos desde un dispositivo móvil o desde Internet, y el emisor del pago lo autoriza desde el propio.

Jaime Cortina, director general de operaciones y sistemas de pago del Banxico, explicó que un ejemplo de esto es que en los pequeños comercios se instalarían códigos QR, con el apoyo de los bancos, donde se contiene la información del empresario. Cuando llegue el cliente, escaneará el código e iniciará la transacción sin necesidad de usar tarjetas ni efectivo.

“De esta forma, se busca que la plataforma CoDi proporcione un medio de pago seguro y eficiente a los pequeños comercios, a los comercios electrónicos, a los proveedores de servicios y al público en general para realizar cobros con las ventajas de seguridad y eficiencia de las transferencias electrónicas”, refiere el documento.

Para esto, el Banxico ha decidido modificar la regulación, con el fin de establecer las obligaciones de los participantes del SPEI necesarias para garantizar el correcto funcionamiento y la adopción del esquema de solicitudes de cobro CoDi; implementar los procesos operativos correspondientes para la tramitación de transferencias, así como incluir el régimen aplicable para que el administrador mantenga los recursos que aporten los participantes para la validación de las cuentas de los clientes beneficiarios.

En particular, señala el organismo central, las modificaciones a la regulación están enfocadas a establecer requerimientos de seguridad elevados, garantizar niveles de servicio homogéneos y asegurar la eficiencia y rapidez necesarias para que el esquema de transferencias CoDi pueda desempeñarse como una alternativa viable a los servicios de pagos electrónicos presentes actualmente en el mercado, así como del uso del efectivo.

“La implementación de la plataforma CoDi abrirá la posibilidad de acceder a los servicios de pago electrónico a través del SPEI a todos los poseedores de dispositivos móviles en el país, promoviendo inclusión financiera, mayor uso de medios de pago electrónico y fomento a la competencia en el mercado de pagos electrónicos”, enfatiza.

Lo anterior, añade, se llevará a cabo en beneficio de los comercios y personas usuarias de los servicios de pago electrónico, así como de aquellos segmentos de la población que, a la fecha, no forman parte del sistema financiero formal.

A decir de Jaime Cortina, a diferencia de lo que pasa hoy con el SPEI, con CoDi serán transacciones más rápidas, ya que con el SPEI primero se tiene que solicitar el servicio y esperar, mientras que con la nueva herramienta, ya con todo el sistema instalado, el cobro-pago se haría en cuestión de segundos.

Para que este programa de mensajes de cobro pueda llevarse a cabo, tanto el receptor como el emisor deberán habilitar con el administrador programas informáticos en los respectivos dispositivos móviles o Internet desde donde vayan a realizar las transacciones. Éste podrá ser ofrecido por el propio administrador, el participante (bancos) o algún tercero de los autorizados por el organismo central.

El proceso para el cobro-pago es similar al que ocurre con el SPEI, ya que se corre por la misma carretera. “Es una nueva funcionalidad del SPEI”, expuso el directivo.

Detalló que una prueba piloto de CoDi, que será voluntaria, se pondrá en marcha en el primer trimestre del 2019 y será obligatorio a partir del cuarto trimestre de ese mismo año.

[email protected]