De acuerdo con el Banco de México (Banxico), en la actualidad, la regulación de tarjetas de crédito contempla la protección al tarjetahabiente ante cargos no reconocidos. Sin embargo, los usuarios de tarjetas de débito no cuentan con una protección similar.

En este sentido, a través de una modificación a la regulación, el banco central contempla la homologación del nivel de protección al tarjetahabiente de crédito y débito, de modo que, cuando los usuarios de este último tipo de tarjetas desconozcan algún cargo que no se haya autenticado de forma reforzada, el emisor deberá restituir los recursos a su cliente en dos días hábiles.

Para ello, no obstante, el Banxico también refuerza en la circular, que está abierta a comentarios públicos hasta este miércoles, las medidas para autenticar los cargos que se realicen con las tarjetas de débito.

“Esta asimetría en la regulación ha generado que las instituciones de crédito bloqueen algunas funcionalidades con tarjetas de débito, por ejemplo, para comercio electrónico, lo cual ha perjudicado el sano desarrollo de este mercado y limitado los servicios que los usuarios han podido realizar”, refiere el organismo en el documento.

En el documento, el Banxico explica que, para aplicar cargos a las cuentas asociadas a las tarjetas de débito, requerirán al cuentahabiente al menos dos elementos de los siguientes para autenticar las operaciones: contraseña o Número de Identificación Personal; información contenida, recibida o generada por medios o dispositivos electrónicos (chips); contraseñas dinámicas; información de carácter biométrico como huellas dactilares, geometría de la mano o cara, o patrones en iris o retina.

“En la nueva regulación se abre la posibilidad a los bancos y otros emisores para que utilicen una gama más amplia de elementos de autenticación reforzada, en línea con los avances tecnológicos en la materia y las mejores prácticas internacionales”, indica.

La institución destaca que esta nueva regulación no impide a las entidades emisoras utilizar otros esquemas de autenticación para la realización de aquellas operaciones que consideren de nueva generación, como es el caso de la tecnología de pago sin contacto, así como otras tecnologías contactless, pero se establece la responsabilidad que deberán asumir, en casos de cargos no reconocidos.

En caso de que, habiéndose utilizado estos elementos de autenticación, el usuario no reconozca algunos cargos en su cuenta asociada a la tarjeta de débito, dará aviso a la institución financiera y ésta estará obligada a abonar, a más tardar el segundo día hábil de que se dio entrada el aviso y el monto de los cargos no reconocidos.

No obstante, si tras una investigación por parte de la institución financiera, se comprueba que los cargos fueron debidamente autenticados, podrá revertirlos e incluso se podrá cobrar al cliente una tasa de interés que, empero, no podrá ser más alta de la más baja en tarjeta de crédito clásica.

Por otra parte, el Banxico señala que, cuando el cliente reporte su tarjeta como robada o extraviada, el emisor tendrá la obligación de cancelarla y restituir los recursos correspondientes a cargos no autenticados realizados en las 48 horas previas a dicha notificación.

Al mismo tiempo, el banco central ha decidido adecuar la regulación para responder a la innovación tecnológica, al modificar la definición de tarjetas de débito y crédito, con lo cual se constituyen a partir del almacenamiento de información, sin prejuzgar sobre el dispositivo de almacenamiento.

“Así, se elimina la restricción presente en la regulación actual, donde se establece que las tarjetas sólo pueden constituirse electrónicamente en teléfonos móviles. Con este ajuste, se permite a los participantes en este mercado desarrollar y adoptar nuevas tecnologías de pago, independientemente del tipo de dispositivo que se utilice, siempre y cuando sea seguro”, explica.