A partir de agosto, los bancos estarán obligados a utilizar elementos biométricos (huella digital) en la contratación de nuevos productos por parte de sus clientes. Sin embargo, todo parece indicar que habrá prórroga, aunque no para todos.

Según lo han comentado el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Bernardo González Rosas, y algunos banqueros, esta prórroga sólo aplicaría para aquellas instituciones que se sumen a la creación de la plataforma única de datos biométricos, a través de la cual se autenticarían los datos de los clientes ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

La plataforma única de datos biométricos fue una propuesta de los banqueros, que estos mismos financiarán, para que, en lugar de que cada banco autentique de forma individual a sus clientes ante el INE, sea a través de este tipo de buró la verificación ante la autoridad electoral.

“La obligación es para que entre en vigor a partir de agosto. Sin embargo, a quienes participen en el diseño de esta plataforma sí vamos a emitir una modificación a la regulación para dar más tiempo”, dijo el funcionario.

Al mismo tiempo aclaró que los bancos que no se sumen a dicha plataforma deberán cumplir con la norma a más tardar en agosto próximo.

Esta medida busca combatir delitos como el robo de identidad, que en los últimos años ha tenido un crecimiento importante. Los banqueros, no obstante, también se han pronunciado porque, en este marco, haya un carnet único de identidad que combatiría con más fuerza este delito.

El funcionario ha aclarado que, en una primera instancia, la plataforma contará con información biométrica de los bancos, pero que después podrían sumarse otras instituciones.

Preparado para cualquier escenario

Juan Parma, director adjunto de banca de consumo de HSBC México, también ha dicho que, aunque aún no es oficial, sí está prevista esta prórroga de un año más para su implementación por parte de los bancos que conformen la plataforma.

“Se espera que la entrada en vigor de la norma del requisito de biométricos se posponga por un año, a contra parte de que los bancos creen, junto y con colaboración del gobierno, una base única de biométricos para todo el país. Nosotros los bancos como industria nos hemos comprometido a colaborar, a invertir para construir esa base de biométricos, que se va a alimentar de las distintas fuentes disponibles y por disponerse que existen en el mercado y, como el gobierno habría visto con buenos ojos esta iniciativa, habría concedido un tiempo mayor para la implementación”, precisó el directivo.

Parma aseguró que, en el caso de HSBC, están planeando y trabajando para estar listos en los dos escenarios.

“Vamos a estar preparados para cumplir con la regulación de biométricos, sea el escenario de este agosto o el de agosto del 2019. En cuanto esté y de la forma en que esté regulado va a estar adoptando la biometría en la apertura de las cuentas”, expuso.

Para el directivo de HSBC, se trata de un gran movimiento hacia adelante para la banca mexicana y para México, dado que el tema de usurpación de identidad es un mal que no sólo la industria financiera sufre. “Creo que, en distintos ámbitos del contexto mexicano, es un tema que hay que resolver de una vez por todas”.

Hoy, algunas entidades como Banco Azteca ya utilizan la huella digital para autenticar a sus clientes.

[email protected]