Los bancos pequeños serían de los más afectados en caso de que se requiriera cotizar en Bolsa debido a que representaría un esfuerzo extra el recaudar financiamiento de parte de los inversionistas, consideró Banco Monex.

La banca en México y en toda Latinoamérica está con la suficiente capitalización para cumplir con las reglas de Basilea III, por lo que no requeriría de más incentivos para capitalizarse , aseguró Eduardo Ávila, economista de Banco Monex.

Al mes de noviembre del 2011, bancos especializados, como Ve por Más, tenían un índice de capitalización (Icap) de 14.9%, mientras que Mifel es el más bajo de todo el sector en este indicador, con 12.1%, donde las autoridades estipulan que se debe de tener un Icap no menor a 10 por ciento.

Guillermo Babatz, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), comentó que recientemente dentro de las nuevas reglas de Basilea III, que se aplicarán en México para el sistema bancario, se contempla que los bancos puedan emitir obligaciones subordinadas con opción de convertirse en acciones en la Bolsa Mexicana de Valores, las cuales se podrán contabilizar como parte del capital de la institución bancaria, lo que podría convertirse en capital.

Esto podría traer más transparencia al sector bancario, lo que apoyaría a los inversionistas y a las autoridades a tener una mejor información de las actividades del sector , consideró Babatz.

Sin embargo, la Asociación de Bancos de México (ABM) ya fijó una postura frente a esta acción.

Los banqueros consideran que se les coloca en una posición de desventaja frente a otros países e intermediarios que pueden emitir con la facilidad de cancelación de los instrumentos, además de que el objetivo no es una regulación prudencial, sino la colocación en Bolsa.

Para Ávila, en caso de que fuera necesario el cumplir con estas reglas, no se esperaría una avalancha de nuevas entradas a la Bolsa por parte del sector bancario, dada la complejidad de recaudar fondos en un mercado que no está muy deseoso de comprar deuda a los bancos.

La CNBV adelantó que dentro de las mismas reglas de Basilea III se contempla llevar a cabo una excepción para aquellos bancos de reciente creación y con cierto nivel de operaciones, lo que apoyaría a estas instituciones a lograr un nivel adecuado de capitalización.

Los bancos especializados indican que si bien es positivo que se busque de parte de las autoridades más transparencia en los bancos, las reglas de Basilea propuestas no necesariamente lo harían.

[email protected]