Los nuevos préstamos bancarios en China aumentaron más de lo esperado en marzo con relación al mes anterior debido a la fuerte demanda de financiamiento de empresas y hogares, mientras el banco central intenta lograr un delicado balance entre el apoyo a la economía y la contención de los riesgos de deuda.

Los bancos chinos otorgaron 2.73 billones de yuanes (416,620 millones de dólares) en nuevos préstamos en yuanes en marzo, frente a los 1.36 billones de yuanes de febrero, y superaron las expectativas de los analistas de 2.45 billones de yuanes, según datos publicados el lunes por el Banco Popular de China (PBOC).

Eso llevó los préstamos bancarios en el primer trimestre a un récord de 7.67 billones de yuanes, según los cálculos de Reuters basados en datos del banco central. Superó el pico anterior de 7.1 billones de yuanes en el primer trimestre de 2020, cuando los responsables de política comenzaron a implementar medidas sin precedentes para hacer frente al impacto de la crisis del coronavirus.

El aumento de los préstamos ha generado preocupaciones entre las autoridades, y los reguladores financieros han dicho a los bancos que recorten sus libros de préstamos este año para protegerse de los riesgos que surgen de las burbujas en los mercados financieros nacionales, dijeron fuentes a Reuters el mes pasado.

A pesar del aumento de marzo, el crecimiento de los préstamos ya en circulación en yuanes se descaeleró al 12.6% respecto al año anterior, en comparación con el 12.9% de febrero. Los analistas esperaban un crecimiento del 12.6 por ciento.