La banca móvil podría tener un fuerte despegue en los próximos tres años si las instituciones bancarias y los desarrolladores de tecnología pueden hacer que el uso de las aplicaciones sea sencillo, rápido y con oportunidades de oferta, consideran especialistas.

En la medida que el cliente tenga una experiencia de uso cada vez más amigable en las aplicaciones de la banca por celular, se observará cada vez más interés del público juvenil, el cual ya realiza varias transacciones comerciales móviles de forma recurrente , aseguró Rafael Pereda, senior manager en tecnología de la consultoría Accenture.

El especialista destacó que de los más de 85 millones de personas con teléfonos móviles, sólo 30 millones tienen una cuenta bancaria, lo que refleja el grado de penetración en uno y en otro servicio.

Pereda destacó que si bien los bancos están ya participando con algunas aplicaciones que permiten utilizar los servicios básicos financieros como consulta de saldo, transferencias entre cuentas bancarias y pagos de servicios, fue hasta el año pasado cuando se observó un mayor interés de las instituciones hacia esta tecnología.

BBVA Bancomer, el participante del sector con más presencia en el mercado, reportó 21 millones de clientes en todo su corporativo, de los cuales 1.4 millones de personas utilizan su aplicación Bancomer móvil y 1.8 millones de clientes tienen una cuenta exprés ligada a una línea de celular.

Los jóvenes son los que más utilizan el e-comerce, al pagar los boletos del cine, las entradas a eventos, se comparten saldo, etcétera. Y por ello, las aplicaciones de la banca por celular deben ser ágiles, sencillas y con muchas ofertas que les llamen la atención , consideró el consultor.

Por su parte, Fabian Nahmod, socio director de servicios de tecnología en Accenture México consideró: La tendencia móvil que estamos experimentando es similar a la introducción de Internet en los años 90. Las tabletas y los smartphones se han convertido en dispositivos primarios para empresas y empresarios en todo el mundo .

El mercado mexicano está iniciando el despegue en los servicios de pagos móviles; de acuerdo con estimados de la empresa Gemalto, en México una de cada cuatro transacciones electrónicas será un pago móvil para el 2015.

[email protected]