Aunque Grupo Financiero Ve por Más (BX+) reconoce episodios de volatilidad para la economía mexicana durante el año y, por lo tanto, una moderación en su crecimiento, descartó que vaya a presentarse una recesión como otras instituciones ya lo han sugerido.

En conferencia de prensa se dieron a conocer las perspectivas de la entidad para el 2017. Mariana Ramírez, estratega económica del grupo, reconoció que el consumo interno mostrará una desaceleración, consecuencia de una mayor inflación, salarios reales negativos, crédito más caro y una baja en la confianza del consumidor.

No obstante, estimó que el sector industrial presentará una mejoría, dada la recuperación que presenta la economía de Estados Unidos (EU), país al que va la mayor parte de las exportaciones mexicanas. Aunado a ello, dijo, en caso de que hubiera cualquier modificación al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, no se concretaría este año.

Existen diversos indicadores económicos que están y podrían seguir deteriorándose, como la inflación, el alza de las tasas de interés y la depreciación de la moneda, cuya consecuencia apunta hacia un menor dinamismo en el consumo interno, el cual representa 60% del Producto Interno Bruto (PIB) , expuso.

En este sentido, BX+ modificó a la baja su pronóstico de crecimiento económico para el 2017, al pasarlo de 2.3 a 1.6 por ciento. No obstante, esta expectativa está por arriba de otros grupos financieros que incluso ven una expansión del PIB de apenas 1.0 por ciento.

Por otra parte, la economista de BX+ estimó que la inflación cierre el 2017 en 5.4%, aunque para los próximos años regresará al rango objetivo del Banco de México (Banxico). Asimismo, previó que el organismo central siga con el alza de las tasas de interés, principalmente en respuesta a lo que hará la Reserva Federal de EU, por lo que la expectativa aquí es que cierre el 2017 en 7.25% (un alza de 50 puntos base en junio y otra igual en septiembre).

Mariana Ramírez también pronosticó que el tipo de cambio termine el año en 21.68 pesos por dólar; pues aunque en un principio el programa de coberturas lanzado por el Banxico ha demostrado que juega a favor de la moneda mexicana, es posible, de acuerdo con la experiencia de otros países, que a la larga rebote, ya que el dólar tenderá a apreciarse.

Por otra parte, en materia de finanzas públicas, la especialista explicó que sigue preocupando el alza en el rubro del gasto no programable.

Históricamente, el gasto efectuado supera el gasto programado en el Presupuesto de Egresos, complicando la expectativa de la meta de consolidación fiscal para el 2017 .

En esta línea, BX+ consideró que las calificadoras sí podrían bajar en un grado la calificación crediticia de México, pero aclaró que no se le quitaría el grado de inversión. Lo más probable es que sí la revisen, pero sólo un escalón , agregó Mariana Ramírez.

eduardo.juarez@eleconomista.mx