Desde hace un par de años, ha proliferado el número de empresas fintech, que ofrecen créditos por vías digitales de una manera rápida y sencilla.

La banca no quiere quedarse atrás en esta carrera, y más recientemente ha estado virando en esa dirección.

BBVA Bancomer presentó este miércoles una herramienta, dentro de su aplicación de banca móvil, denominada Préstamos Disponibles, con la que los clientes podrán ver desde el teléfono celular, con base en su capacidad de pago, los créditos personales, de nómina, automotrices, hipotecarios y tarjetas que tienen disponibles con el banco y, de ser el caso, solicitarlos por esa misma vía de forma mucho más ágil que cuando se acude a una sucursal.

Hugo Nájera, director general de desarrollo de negocios de BBVA Bancomer, expuso que los préstamos que pueden otorgarse de forma inmediata son los personales, de nómina, las tarjetas de crédito o la ampliación de la línea de financiamiento de ésta y préstamos inmediatos.

Para el caso de los hipotecarios y automotrices, desde la aplicación se podrá hacer sólo el trámite inicial y continuar el proceso de una forma más personalizada.

En conferencia, el directivo explicó que para ello se requiere ser cliente del banco y tener descargada la aplicación de BBVA Bancomer. Con esto, el cliente puede acceder con su contraseña y encontrar el botón naranja Préstamos Disponibles. Ahí el usuario, previo análisis de su capacidad de pago, encontrará los montos máximos que tiene disponibles en los diferentes tipos de crédito.

En caso de estar interesado, podrá solicitar el monto que requiera, tras la aceptación de algunas condiciones como la evaluación de su buró de crédito y otras. Si el banco considera (previo análisis) que es sujeto de crédito, se le abonará en ese momento en su cuenta el monto pedido.

Mauricio Pallares, director de mercadotecnia y ventas digitales, expuso que los procesos para conseguir créditos bancarios son lentos, por lo que con esta herramienta se busca facilitar las operaciones y poner las oportunidades al alcance de todos.

A decir de Nájera, el procedimiento es seguro, dado que se piden contraseñas para la solicitud del crédito, además de que se envían notificaciones al cliente, y pronto se añadirán otros elementos biométricos para la identificación del mismo.

Esta misma semana la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros informaba del importante incremento en las quejas de usuarios por posibles fraudes a través de la banca móvil.

De acuerdo con Nájera Alva, alrededor de 4 millones de clientes (de 18 millones que tiene el banco) tienen alguna interacción con los canales digitales.

[email protected]