La Comisión Europea (CE) permitió hoy a los gobiernos de España e Irlanda extender por otros seis meses, hasta el 31 de diciembre próximo, sus programas de avales bancarios puestos en marcha en el marco de la crisis financiera.

La decisión, dada a conocer en un comunicado, se tomó al considerarse que ambos esquemas constituyen medidas adecuadas para remediar una seria perturbación en las economías irlandesa y española .

Además, la CE señaló que las medidas son bien dirigidas, proporcionadas y limitadas en tiempo y alcance , por lo que su extensión está en línea con las reglas comunitarias para acciones destinadas a ayudar el sector bancario a hacer frente a la crisis.

Se trata de la quinta extensión concedida a ambos programas de ayudas estatales. El número de esquemas de garantía y liquidez ha pasado de 16 a finales de 2010 a nueve en la primera mitad de este año.

El uso de garantías estatales también se redujo dado que la situación financiera mejoró de alguna manera, los bancos se están reestructurando y las condiciones de garantías eran más duras en julio de 2010 , señaló la Comisión.

apr