La alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada Molina, pidió a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, así como a los bancos, a que durante la contingencia del Covid-19 los cajeros automáticos suspendan las comisiones que cobran.

En videoconferencia de prensa, explicó que aún faltan acciones que implican la participación corresponsable de la Iniciativa Privada, por lo mismo solicitó que se suspendan las comisiones en los cajeros ya que esto permitiría que los clientes usen más estos instrumentos y disminuya la cantidad de gente que acude a una sucursal bancaria, o a que usen transporte público.

También pidió a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, así como a los bancos, que éstos asignen personal debidamente protegido para atender a las personas que se forman fuera de las sucursales y supervisen que hagan filas con respeto a la Sana Distancia, usen cubrebocas y les otorguen gel desinfectante. 

No debe ser sólo una tarea obligatoria temporal de los bancos, en tanto establecimientos mercantiles, sino una participación solidaria y corresponsable para cuidar la salud de todos”, dijo.

Además, precisó que se cobra comisión cuando los clientes acuden a cajeros que pertenecen a instituciones bancarias a las que no están adscritos, también algunos cobran incluso a sus propios clientes, por impresión de movimientos o algunas consultas;"lo cual debe ser suprimido para evitar que la gente opte por acudir a sucursales, pues esto implica aglomeración, movimiento de personas y riesgo de contagio".

Además, la edil expuso que esta situación refleja las desigualdades que enfrenta Iztapalapa, debido a que cuenta con más de 1.8 millones de habitantes y pocas sucursales bancarias, por ejemplo 6.6 establecimientos bancarios por cada 100,000 habitantes.

“Esa desigualdad hace que las sucursales de Iztapalapa estén constantemente llenas y por lo tanto se conviertan en uno de los posibles focos de contagio que aún persisten en la demarcación. Esta es la razón del llamado, a que asignen personal que verifique que se cumpla la sana distancia y todas las medidas sanitarias entre las personas que esperan para ingresar a una sucursal”, también señaló el comunicado de prensa emitido por la alcaldía. 

Tianguis 

Brugada Molina destacó que desde el 4 de mayo, al iniciar la Fase 3 de la epidemia en México, Iztapalapa fue la primera alcaldía en completar el cierre de los 354 tianguis que semanalmente se instalan en la demarcación. 

Asimismo, acotó que el cierre de tianguis no ha generado desabasto de productos de primera necesidad, pues los habitantes también los adquieren en algunos de los 144 mercados públicos, también están las tiendas y verdulerías de todas las colonias, donde se pueden adquirir artículos básicos.

erp