En los primeros tres meses de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, las administradoras de fondos para el retiro (afores) lograron recuperarse de las minusvalías que se registraron en los últimos meses del 2018, indicó Abraham Vela, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

“En el 2018 registramos minusvalías por 9,055 millones de pesos, pero ya se recuperaron. En diciembre hubo plusvalías por 28,000 millones de pesos y en lo que va de enero y febrero de este año tenemos plusvalías por 100,000 millones de pesos”, expuso en una entrevista en Despierta con Loret.

Argumentó que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco no fue la causa de las minusvalías registradas el año pasado, sino diversos acontecimientos que generaron incertidumbre entre los inversionistas.

En su reporte del cuarto trimestre del 2018, la Consar explica que la volatilidad del último trimestre se debió principalmente a sucesos externos como la guerra comercial entre Estados Unidos y China y el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea.

También menciona que incidieron el posible aumento de la tasa de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos, un menor crecimiento mundial y la negociación del nuevo acuerdo comercial de México con los países del norte.

“La mayor percepción de riesgo por parte de los inversionistas se reflejó en una mayor volatilidad de los mercados financieros internacionales, afectando negativamente los precios de algunos activos financieros, entre ellos, algunos en los que invierten las afores”, dice en su reporte.

Se afectó ahorro de los trabajadores: experto

Carlos Lozano, fundador y director general de Nathal Actuarios y Consultores, comentó que si bien, las afores se recuperaron, al final del día sí hubo una afectación para el ahorro pensionario de los trabajadores.

“Si no se hubieran tenido esas minusvalías, el ahorro de los trabajadores sería más grande. Se afectó el ahorro porque ya no se percibió esa ganancia, es una recuperación no una ganancia”, insistió.

Refirió que, en octubre pasado, se compraron con dinero de las afores bonos, es decir, deuda. El problema fue el contexto en que se dio la compra, pues se dio el anuncio de la cancelación del aeropuerto y generó incertidumbre sobre esos bonos respecto de sus pagos y cupones.

“Eso hizo que se desplomaran los precios y que las afores registraran esas minusvalías. Después de ello y de que se anunciara que sí se va a pagar por la cancelación del aeropuerto, es lo que restablece la confianza y se viene una plusvalía mayor a la minusvalía. Es una recuperación”, explicó el actuario.

Rendimiento anual negativo

La Consar menciona que, si bien al cierre del 2018, los recursos totales del SAR sumaron 3.32 billones de pesos (14.5% del Producto Interno Bruto), las minusvalías acumuladas implicaron un rendimiento real anual negativo y de gestión de 3.9 por ciento.

Si se considera un periodo de tres años, la rentabilidad real del SAR es de -0.09%; mientras que a 10 años son rendimientos de 3.95% y el histórico, es decir, desde 1997 es de 5.03 por ciento.

En su reporte, la Consar menciona que 51.4% de las inversiones que se realizaron en el 2018 se destinaron a papeles gubernamentales, 19.1% en deuda privada nacional y 13.2% en renta variable externa.

También se realizaron inversiones en renta variable nacional con 6.2% del total, en instrumentos estructurados 6.1% y en fibras  (fideicomisos de inversión y bienes y raíces) 2.6% del total.

[email protected]