Durante marzo, las administradoras de fondos para el retiro (afores) se vieron contagiadas por los efectos del coronavirus en los mercados, pues reportaron minusvalías por 156,450 millones de pesos, las más altas que se hayan registrado en la historia de las afores, informó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

En un comunicado, explicó que los efectos de la pandemia del Covid-19 representan el mayor desafío que ha experimentado el sistema financiero global desde la crisis del 2008-2009, lo que ha repercutido en los recursos que administran las afores.

Éste sería el dato más alto de minusvalías desde que inició el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR). Hasta antes de marzo, la minusvalía más alta sería la ocurrida en octubre del 2018, por 131,000 millones de pesos, cuando se anunció la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

“La pandemia constituye un choque macroeconómico mundial sin precedentes, que ha encaminado a la economía mundial a una situación de recesión cuya magnitud y duración son aún inciertas. Se enfrenta una situación inédita a nivel internacional”, menciona el comunicado.

Pese a dicho escenario, la Consar mencionó que, al 13 de abril del 2020, las afores mostraron una recuperación con plusvalías de 41,363 millones de pesos. Con ello, según el regulador, las minusvalías se reducen a 88,731 millones de pesos.

¿Qué son las minusvalías?

Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey, explicó que las minusvalías que presentaron las afores representan una pérdida temporal sobre los activos en los que invierten las administradoras.

“Es como si tuvieras un departamento en Acapulco que tiene un valor de 1.5 millones de pesos y de pronto ocurre un huracán y el precio se reduce a 900,000 pesos. Es una reducción de valor. Pero en cinco años es posible que ese departamento valga 2.5 millones de pesos. Así pasa en las afores”.

Por ello, consideró que no es buen momento para cambiarse de afore, pues el ahorro para el retiro puede reducir su valor en tiempos de huracanes, es decir, de mucha volatilidad en los mercados.

La Consar expuso que las minusvalías han sido proporcionalmente más pronunciadas para los jóvenes que para los adultos más próximos a su edad de retiro.

Tenorio detalló que, para obtener mayores rendimientos, las afores asumen mayores riesgos para las personas más jóvenes, mientras que para las personas más grandes las administradoras hacen inversiones más conservadoras. “Ello no implica que su dinero esté en peligro. Las afores se recuperan pronto de las minusvalías”.

En su comunicado, la Consar remarcó que los ahorros de los trabajadores son invertidos conforme a la regulación vigente en condiciones adecuadas de rendimiento y riesgo. “El régimen de inversión establece límites a los montos de inversión de los ahorros de los trabajadores, tanto por tipo de instrumentos como por emisor”.

Recursos se reducen en más de 120,000 mdp

De esta manera, durante marzo las afores tuvieron una reducción de 120,341.5 millones de pesos, pues en marzo reportaron recursos por 3.91 billones de pesos, mientras que en febrero de este año se tenían recursos por 4.03 billones de pesos.

Es importante mencionar que, en diciembre del 2019, los recursos de las afores eran de 3.99 billones de pesos, lo que implica una reducción de 81,981.7 millones de pesos respecto de lo que se registró en marzo de este año por 3.91 millones de pesos.

La Consar destaca que, si se compara el monto de marzo del 2020 contra el mismo mes del 2019, se observa un crecimiento de 7% en términos reales.

Dichos montos registrados por las afores incluyen la recaudación de las aportaciones que provienen de las cuotas por concepto de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez y de aportaciones voluntarias, que son abonadas ya sea por el mismo trabajador, por el patrón o por el gobierno federal.

elizabeth.albarra@eleconomista.mx

kg