En los últimos años, la visión de las pensiones ha cambiado hacia una más integral, del rol que deben jugar dichos fondos en el bienestar global, destacó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

En un comunicado, detalló que una inversión responsable es aquella que reconoce que, además de lograr una adecuada rentabilidad para los activos administrados, deben existir factores adicionales a considerar al momento de la inversión de los recursos.

Los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ASG, por su sigla en inglés) son indicadores utilizados para analizar prospectos de inversión de una empresa, de acuerdo con criterios ambientales, sociales, éticos y de gobierno corporativo.

Dichos riesgos pueden ser ambientales, como los ocasionados por el cambio climático, cambios en políticas, leyes, mercados, tecnología, sentimiento de los inversionistas y de responsabilidad legal/moral para cubrir pérdidas financieras causadas por eventos inducidos por el cambio climático.

Mientras que los riesgos sociales se relacionan con las condiciones de trabajo, incluida la esclavitud y el trabajo infantil, las comunidades locales, incluidas las indígenas, conflictos, problemas de salud y seguridad, relaciones con los empleados y diversidad.

En tanto, los riesgos de gobernanza se relacionan con la remuneración de los ejecutivos, el soborno y la corrupción, el cabildeo político y las donaciones, la diversidad y la estructura del consejo directivo y la estrategia fiscal.

Asimismo, precisó que diversos organismos internacionales se han pronunciado a favor de su adopción; tal es el caso de los “Principios para la inversión responsable” de la Organización de las Naciones Unidas, en el Acuerdo de París.

De acuerdo con el Global Sustainable Investment Alliance, los activos administrados que siguen estos principios alcanzaron 22.9 trillones de dólares en el 2016, de 13.3 trillones en el 2012.

Por lo que, dado este rápido crecimiento, es evidente que las administradoras de fondos para el retiro (afore), al ser los inversionistas institucionales más importantes del país, deberán empezar a incorporar los factores ASG.

De igual forma, la Consar precisó que los factores ASG son importantes para las afores dado que los objetivos de inversión de las mismas son de largo plazo, acorde con el horizonte de tiempo del ahorro para el retiro.

Con el fin de promover la inclusión de los factores ASG en las decisiones de inversión de las afore, la comisión incorporó la integración de estos factores a la regulación financiera y estableció directrices sobre cómo se deben analizar.

El objetivo de esta normativa es fomentar que inviertan en empresas y proyectos que se apeguen a estos principios.

Estas disposiciones señalan que “con el objeto de implementar políticas que promuevan el bienestar económico y social tanto de sus habitantes como de las personas alrededor del mundo, se otorga la posibilidad a las administradoras de incluir en el análisis sobre las características y riesgos (...) el análisis del apego de las emisoras a los principios ambientales, sociales y de gobernanza corporativo”.

Asimismo, la nueva regulación establece que las afore deberán informar a los miembros de sus órganos de gobierno sobre cómo considerarán estos factores en sus decisiones de inversión, demostrando que no se sacrifica el rendimiento de sus inversiones.