En el 2018, la comisión promedio por cuenta que cobraron las Afores en México fue de 26 dólares, equivalente a 520 pesos al año, por debajo de lo que se cobra en otros países latinoamericanos, aseguró la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore).

El organismo defendió que las comisiones que las Afores cobran a los trabajadores mexicanos mantienen su tendencia a la baja desde su creación y se encuentran por debajo de los niveles de países que son referencia en el sistema de cuentas individuales como Chile.

Precisó que mientras en México se cobró una comisión promedio de 26 dólares en el 2018, en Chile fue de 96 dólares (alrededor de 1,900 pesos) y de 56 dólares en Perú (más de 1,100 pesos).

La comisión promedio del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) es de 0.98% y se espera continúe a la baja a niveles de 0.70%, que es lo que propuso la actual administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Destacó que según la Organización Internacional de Supervisores de Pensiones (IOPS), las comisiones consideran muchos factores, que incluyen el tamaño y la madurez del sistema, la estructura del mercado, la competencia, la estrategia de inversión y las regulaciones.

En este caso, dijo que si bien en México se cobra una comisión de 0.98%, el sistema tiene una antigüedad de 22 años; mientras que en Perú su comisión promedio es de 0.83%, con una antigüedad de 26 años; en Chile se cobra una tarifa de 0.54%, pero su sistema tiene 38 años.

Asimismo, en sistemas como el colombiano se cobra una comisión de 0.62%, pero tiene una antigüedad de 25 años; en tanto, en Estados Unidos, la comisión es de 0.45%, en donde el sistema de pensiones de cuentas individuales tiene 39 años.

El presidente de la Amafore, Bernardo González Rosas, explicó que las comisiones en esos países son más bajas porque llevan más tiempo y por tanto tiene un mayor saldo acumulado en el tiempo, lo que permite ajustar los precios.

Aun así, sostuvo: “las Afores reiteramos a todos los mexicanos que tienen nuestro compromiso de continuar mejorando los precios, los rendimientos que obtenemos para incrementar sus pensiones, la calidad de los servicios y seguir levantando la voz para llevar a cabo el incremento de las aportaciones en beneficio de todos”.

En ese sentido, aunque aseguró que sí hay espacio para reducir las comisiones que se cobran a los mexicanos, este factor sólo representa 1.3% de la pensión que recibe un trabajador; mientras que 70% deriva de las aportaciones y el resto del rendimiento y las semanas de cotización.