Limitar el cambio de dólares por pesos afectará los negocios turísticos, aseguró Rafael García, presidente de la Asociación de Hoteles de la ciudad de México.

Destacó que impactará principalmente al turismo de negocios y, en segundo lugar, al de placer con alto poder adquisitivo.

Ya nos establecieron un monto máximo para cambiar dólares y consideramos que la cantidad es baja, sobre todo porque los turistas cuando viajan por el país necesitan pagar muchos servicios en efectivo y su estancia es corta , explicó.

Además, consideró urgente que tanto la Secretaría de Hacienda y Crédito Público como el Banco de México y todas las autoridades bancarias establezcan inmediatamente las reglas para que los hoteles y otros establecimientos turísticos funciones como corresponsales bancarios.

Los hoteles no sólo ofrecen el servicio de cambiar dólares, también cambian euros, yenes, libras esterlinas y yuanes, principalmente, y si no tenemos claro cómo es que funcionaremos como corresponsales bancarios será difícil darles ese servicio a nuestros clientes , resaltó.

Por su parte, diversos sectores empresariales respaldaron las reglas para regular las operaciones de dólares en efectivo.

La Confederación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur) que encabeza Jorge Enrique Dávila Flores, precisó que con estas medidas, las personas físicas, así como las pequeñas y medianas empresas (particularmente en zonas turísticas y la franja fronteriza norte) podrán realizar las transacciones de intercambio de dólares en efectivo por pesos que requieran para su operación a través de las instituciones bancarias.

Salomón Presburger, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), dijo que en general, la planta productiva nacional no tendrá afectación alguna, puesto que 90% de la industria realiza transacciones con dinero electrónico, pero se analizará si sobre la marcha hay focos rojos o amarillos de afectación a la industria restaurantera o el turismo.

Los distribuidores de vehículos se sumaron a la lucha de las autoridades contra el lavado de dinero y dijeron que la mayoría de sus operaciones se realizan vía banca, puesto que si un cliente pretende adquirir una unidad en efectivo, sólo se reciben hasta 100,000 pesos en la caja de la agencia de autos; el resto lo tienen que realizar en una institución financiera, expresó Luis Gómez, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

[email protected]a.com.mx